20 septiembre 2010

Electricidad a partir de biogás y su inyección en la red



Un nuevo artículo sobre la tecnología del biogás, y volvemos a revisar las experiencias de Alemania, donde se viene utilizando esta fuente renovable desde hace veinte años. El biogás se explota comercialmente en Alemania ante la enorme demanda que existe en el continente sobre energías limpias.

Un modelo de éxito es el de la compañía agri.capital, la mayor productora de biogás de Europa, y explota ya alrededor de 50 plantas en Alemania, Austria e Italia.

Hasta la fecha, el modelo de agri.capital ha dependido de cultivos destinados a combustibles. Pero el sector del biogás está tomando cada vez más fuerza como negocio, y nuevas oportunidades se crean para realizar proyectos como combustible alternativo.

El biogás es una tecnología probada y de probada credencial renovable (por su capacidad para reciclar productos biodegradables y evitar que acaben en el vertedero).

En Alemania el uso del biogás ha sido estimulado por el generoso apoyo público a las energías renovables, un apoyo que se mantiene durante veinte años desde el inicio de la producción. Es por ello que la mayoría de los productores alemanes convierten el biogás en electricidad que se inyecta directamente en las redes de distribución. Pero inyectar la electricidad del biogás en la red requiere un cuidadoso proceso de depuración

Datos técnicos sobre la producción de biogás

El biogás es una mezcla de gases producidos por la digestión anaeróbica que convierte materia orgánica en productos útiles. El proceso se produce en digestores de la forma como hemos explicado en otros artículos. Los gases producidos consisten típicamente en un 60 % de metano y un 40 % de dióxido de carbono. Para su aplicación comercial, el metano puro actualmente se actualiza a metano puro eliminando el CO2. Adicionalmente al biogás, en el proceso se obtiene un digestato rico en nutrientes.

Materia prima

La materia prima para producir biogás procede de una gran variedad de fuentes orgánicas. Los cultivos de granja son de uso común. También los residuos animales pueden utilizarse para producir biogás.

Beneficios del biogás

El principal beneficio del biogás es que el combustible que se procesa es metano, que es entre 20 – 25 % más pernicioso como gas de efecto invernadero.

Usando biomasa para crear biogás crea un ciclo neutral del carbono, en el que el carbono emitido al quemar el gas es absorbido por los cultivos.

La materia prima adecuada

Una decisión fundamental para la producción de biogás es que la materia prima esté equilibrada. La mezcla adecuada puede venir de cultivos para propósito general  y residuos orgánicos. La mezcla ideal tiene que tener las siguientes características:

·       Homogéneo – El contenido es consistente y produce un resultado estable que no trastorna las bacterias usadas.
·       Alta densidad de energía – muchos metros cúbicos de biogás son producidos por tonelada de materia prima.
·       Sin contaminantes – Sin elementos no deseados que sea difícil y costoso eliminar al final del proceso.

En Alemania, agri.capital usa como materia prima una mezcla de aproximadamente el 70% de biomasa y el 30 % de residuo animal. Los cultivos tienen una alta producción de gas, alrededor de 200 m3 por tonelada.

El gas de los residuos es solamente la décima parte, pero contribuye con minerales útiles y hace que la mezcla total sea más maleable.

Bibliografía: Biogas comes of age. Waste Management World Review Issue 2010 - 2011

Para leer otros artículos relacionados visita:

- Diseño de sistemas de generación distribuida.
Publicar un comentario