08 diciembre 2010

La energía solar es ahora más barata que la nuclear



Frecuentemente oímos que la energía solar fotovoltaica es cara, que será una energía de futuro, y que soluciones como los combustibles fósiles o la energía nuclear son más competitivas. Millones de personas derrochan ingentes cantidades de dinero utilizando costosas formas de obtener la energía pensando en la fotovoltaica como una opción de futuro. Según nuestra experiencia en diferentes países, hay ya lugares incluso con suministro electrico convencional la energía fotovoltaica es ya competitiva aunque no es fácil verlo dado lo complicado de los sistemas de tarificación actuales y la poca cultura por el uso de equipos de alta eficiencia energética.

Los costes de la energía solar fotovoltaica han caído desde hace décadas y cada vez son más las situaciones en las que es rentable esta tecnología. La proyección actual es que incluso sigan cayendo en los próximos diez años. Mientras tanto, los costes proyectados para la construcción de nuevas plantas han ido aumentando profundamente en las últimas décadas, y aún continua elevándose.

En el pasado año, según un artículo realizado en la Universidad de Duke las líneas de costes se han cruzado este año. La electricidad de las nuevas instalaciones solares es ahora más barata que la propuesta para nuevas plantas nucleares. Asimismo, las plantas nucleares están buscando subsidios al público y transferencia adicional de los riesgos financieros a los clientes de la electricidad. Estos subsidios, situaciones que cubren déficit del presente con créditos están hipotecando a las generaciones futuras y enmascaran los costes reales de la electricidad con fuentes convencionales.

Los desarrolladores de energía solar a energía solar están ofreciendo ya electricidad a un coste de US $ 0.14 por kWh consumido. Los costes de la energía eléctrica producida a partir de plantas nucleares es de US $ 0.14 - 0.18 por kWh, mucho mayor por tanto del coste de la energía electrica obtenida a partir de  energía solar.

El estudio de la Universidad de York se centra en comparar la energía nuclear y la energía solar, pero esto mismo está ocurriendo con otras fuentes de energía. En muchos países como España se enmascara la diferencia en costes a base de subsidiar la energía eléctrica pero en otros países no ocurre lo mismo. En países con problemas de energía hemos encontrado que los usuarios de consumo medio pagan cantidades tan astronómicas como US $ 0.27 y hasta 0.59, y lo curioso es que aún los usuarios piensan que la fotovoltaica es más cara.

El informe completo de la Universidad de Duke puede descargarse en el siguiente enlace:

http://www.ncwarn.org/wp-content/uploads/2010/07/NCW-SolarReport_final1.pdf

Publicar un comentario en la entrada