14 diciembre 2010

Diseño de infraestructuras de red cableada e inalámbrica



Cuando planificamos construir un cableado de infraestructura de red, una estrategia efectiva en costes es planificar simultáneamente  tanto topologías cableadas como inalámbricas.

Los diseñadores de sistemas de redes están buscando continuamente mejorar la infraestructura e ethernet para asegurar que la red es bastante robusta como para manejar sus necesidades y acomozar futuras aplicaciones sin costosas modificaciones. Dada la actual explosión en la demanda de capacidades inalámbricas, una estrategia inteligente en el diseño de una nueva red o actualización de la existente es incluir
la wireless LAN (WLAN) en el proceso de planificación.

Si diseñando la red para un edificio de oficinas, una planta de fabricación, o un campus universitario, WLANs se usa para proporcionar comunicaciones a través del aire en áreas donde es necesaria movilidad y portabilidad. Pero también se crean nuevos requerimientos de cableado, a menudo en localizaciones de difícil acceso. Por lo tanto, es mucho menos costoso e intensivo en mano de obra para instalar la infraestructura de cable

Topología de cableado WLAN

La forma más común de desplegar puntos de acceso WLAN (APs) es montarlos por los techos y cablearlos directamenta a un puerto de conmutación de Ethernet. Generalmente, una pieza de cable de 15 a 20 ft llamada bucle de servicio se deja en el techo para el caso que más tarde se necesite mover AP ligeramente para un ajuste fino o evitar interferencias de fuentes RF, tales como los teléfonos móviles o los hornos microondas.

Los diseñadores de redes deben también estimar la envolvente necesaria para contener la mayoría de os equipos requeridos para la red de distribución que soporte APs inalámbricos: Ethenet switches, Power over Ethernet (PoE) switches e inyectores e potencia, elementos de sistemas telefónicos y alimentación de energía ininterrumpible. Estos sistemas requieren calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) y energía AC o DC y puede ser costoso instalarlos más tarde.

Por ese motivo es mucho más eficiente y efectivo en costes planificar aspectos de diseño de cableado y diseño de redes de la WLAN en tanden con el cableado, tratando las dos como un proyecto único.

Pre-Planificando la red Wi-Fi

En los primeros días de la tecnología inalámbrica, muchas organizaciones instalaban Wi-Fi inspeccionando el sitio bajo la premisa de determinar el número y colocación de APs necesarios. Mientras este proceso puede llevarse a cabo para las instalaciones más pequeñas, no es cómodo hacerlo para las WLANs más grandes y extensas.

Usando herramientas de planificación e inspección Wi-Fi, los diseñadores pueden electrónicamente pre-diseñar la WLAN antes de que el trabajo comience.

Para crear el diseño Wi-Fi óptimo, los diseñadores de redes y gestores de IT determinará:

- Dónde se desea la conectividad inalámbrica del edificio.
- Si se proporciona a los usuarios cobertura a todo el edificio, o si la cobertura en las áreas comunes será suficiente; y
- Quien tendrá acceso a la red - y cual será el recorrido por el edificio.

Otras preocupaciones en la decisión de diseño de la red son las aplicaciones que soporta la WLAN. Las redes wireless soportan Voice over IP (VoIP) típicamente requieren despliegue AP más denso que los que simplemente proporcionan acceso de datos inalámbrico. Esto es debido a que las redes de datos son más tolerantes a las pérdidas de paquetes y retrasos en la transmisión que la voz, por lo cual se requiere una cobertura ubicua y mínimo retraso cuando las conexiones se  manejan desde AP a AP como roams de usuario.

Para accesos de datos, la instalación de AP en áreas públicas, tales como salas de reuniones, cafetería y lobby, pueden ser suficientes para algunas organizaciones. Sin embargo, un soporte de voz y localización requerirá cobertura en casi cualquier sitio. Esto significa que más APs y más cableado funcionará en más lugares. La misma consideración de densidad se aplica a las conexiones de datos en áreas donde grandes grupos de personas se congregan para usar la red simultáneamente.  Es importante que todos estos factores sean considerados para evitar problemas de cobertura inalámbrica.

Eligiendo una tecnología Wi-Fi

La selección de la tecnología Wi-Fi que mejor se adapta a las necesidades de cada organización es una decisión que debe ser hecha con el diseñador de la red. Las opciones de elección son 802.11n, 802.11g, 802.11a o una combinación entre ellas. Esta decisión afectará al cableado y a otros equipos porque estas WLAN tienen diferentes velocidades de rendimiento y rangos de cobertura y ofrecen diferentes rangos de cobertura y rendimiento.

Las tecnologías más nuevas disponibles en WLAN, 802.11n, generalmente ofrecen tasas de datos de hasta 300 Mb/s por radio, que es la elección ideal para aplicaciones de alto consumo en banda ancha. Sin embargo, los costes del equipo para 802.11n pueden ser más altos que en las tecnologías Wi-Fi.

Bibliografía: Integrated Wired and Wireless Network Infraestructure Design. Design News October 2010
Publicar un comentario en la entrada