03 noviembre 2010

Proyectos de iluminación eficiente en tiendas y centros comerciales


IMPORTANCIA DE LOS PROYECTOS DE ILUMINACIÓN

El primer paso para conseguir compradores en una tienda es captar la atención del cliente y atraerlo al espacio de venta, por lo tanto el proyectista debe considerar la iluminación como un medio para cautivar al cliente. La iluminación interviene sobre el espacio, el producto y el cliente, de forma que cuando está bien diseñada y ejecutada, aporta el valor necesario para incitar a la compra.


CONSIDERACIONES DE DISEÑO

Las consideraciones a tener en cuenta en el diseño de proyectos de iluminación para el sector comercial son las siguientes:

a)      Tipos de productos

Lo primero que debemos valorar es el producto que vende la tienda, y para ello consideramos dos grupos. Productos de necesidad (medicamentos, alimentos, etc) y productos emotivos (ropa de marca, joyas, relojes, etc).




b)     Ámbito de aplicación

El ámbito de aplicación está compuesto por aquellas zonas interiores, anexos y fachadas de locales destinados a la venta de cualquier tipo de productos expuestos en dichos recintos.

c)      Clasificación de establecimientos.

Otra consideración importante es clasificar el local por su perfil, que viene determinado por cuatro parámetros.

·         Nivel de precios.
·         Diseño o imagen del establecimiento (sencillo – exclusivo).
·         Gama de artículos expuestos (amplia – reducido).
·         Estilo de venta (impersonal – personal).

SISTEMAS DE ILUMINACIÓN

a)      Iluminación general

Se trata fundamentalmente de un alumbrado funcional que proporciona una luminosidad básica uniforme. Este tipo de iluminación se consigue mediante una distribución de luminarias en la que se recomienda el encendido por grupos con sistemas de iluminación, al objeto de incrementar su flexibilidad. Con esta iluminación el cliente se mueve en el interior de la tienda con desenvoltura, viendo los productos expuestos.



En una librería, por ejemplo, una iluminancia media es adecuada para asegurar la uniformidad en la iluminación. Una iluminancia media horizontal junto a las estanterías permite leer el lomo de los libros.

b)     Iluminación localizada

Se corresponde a la iluminación de estanterías, anaqueles o zonas de acceso que requieren una iluminación localizada, que se utiliza para resaltar la mercancía expuesta a limitar las áreas de venta.

Para estas aplicaciones pueden usarse, por ejemplo, luminarias empotradas en el techo con pantalla especular, equipadas con lámparas fluorescentes de 58 w trifósforo, con una distribución luminosa de haz ancho.

c)      Iluminación flexible

Pueden utilizarse tomas de corriente distribuidas uniformemente para la conexión de luminarias individuales, tales como tiras continuas o raíles electrificados, pudiendo conectarse en circuitos múltiples.

Las luminarias pueden ser adaptables a las diferentes necesidades ajustando su distribución de la luz o reparto de la intensidad luminosa, completando la iluminación flexible los sistemas de regulación del flujo luminoso.

Proyectores instalados en carril electrificado situados en la estructura metálica en el techo proporcionan una iluminación uniforme. En un mostrador frigorífico pueden instalarse spots con lámparas halógenas de baja tensión de 100 w, con una distribución de la intensidad luminosa extensiva.

Las ofertas de pared pueden estar iluminadas mediante lámparas de halogenuros metálicos de 70 w.

d)     Iluminación de ambiente

Iluminación diseñada para propiciar un entorno agradable y mejorar la comodidad. Incorpora elementos de iluminación como las bóvedas de luz, techos estrellados, cornisas y zócalos iluminados, proyecciones sobre superficies, etc.

e)      Iluminación de acento

Es la iluminación direccional instalada para realzar el producto y dirigir la atención del cliente para su observación. De esta forma podemos hacer más evidente la forma de los objetos y la textura de las superficies pueden hacerse más evidentes destacándolas para su entorno. Aumentando o disminuyendo la intensidad de la iluminación se puede crear un variado patrón de luces y sombras, con contrastes que sugieren dinamismo. Cuanto más duras son las sombras, más espectacular, dramático y agresivo es el efecto deseado.
NIVEL DE ILUMINACIÓN POR ÁREAS EN LAS TIENDAS
A continuación hacemos un breve resumen de los niveles de iluminación adecuados en las distintas áreas de una tienda:
·   Circulación: En espacios no utilizados para exposición de productos, ni realización de transacciones por categoría del establecimiento: Baja (300 – 1000 lux), media (200 – 700 lux) y alta (100 – 200 lux).
·   Zonas de venta y exposición: Secciones de exposición de productos accesibles para el cliente por categoría del establecimiento: Baja (500 – 1000 lux), media (250 – 500 lux) y alta (100 – 250 lux).
·   Expositores de presentación: Géneros que requieren iluminación especial o de acento para diferenciarlos del entorno y atraer al cliente. Por categoría del establecimiento: Baja (700 – 5000 lux), media (500 – 3000 lux), alta (200 – 1500 lux) y material sensible (50 – 500 lux).
·   Escaparates en áreas de alto nivel de la ciudad: Iluminación general (hasta 2000 lux) y en iluminación especial de acento (hasta 10000 lux).
·   Escaparates en áreas de segundo nivel o poblaciones pequeñas: Iluminación general (hasta 1000) y en iluminación especial de acento (hasta 5000 lux).
·    Zonas de transacciones: Zonas donde se verifican precios y se efectúan transacciones (400 – 600 lux).y superficies de cobro, lectura y procesado de datos impresos o electrónicos (400 – 600 lux).
·    Zonas para otros servicios: Almacenes (200 – 300 lux), salas de arreglos y probadores (400 – 500 lux) y apartado de empaquetado (200 – 300 lux).
Bibliografía: La buena iluminación. Tiendas y centros comerciales. AENOR