08 abril 2008

El mercado internacional de pellets





El número de iniciativas para fomentar la eficiencia energética y reducir la dependencia de los combustibles fósiles se están disparando en todo el mundo. Ya no se trata de una estrategia contra el calentamiento global, ya que los precios del petróleo amenazan la rentabilidad de muchas actividades. En este post hacemos una revisión completa del mercado internacional de pellets y sus aplicaciones para producir calor a bajo coste. En países como España, la implantación de esta tecnología puede también tener efectos positivos en la lucha contra los incendios forestales y la deforestación. Como veremos, el mercado de pellets no ha despertado aún en España, y a la vista de su estado de desarrollo en Europa es muy probable que su irrupción sea inminente.

El pellet es un combustible fabricado a partir de residuos de madera – y en algunos casos también de residuos agrícolas tales como la paja. Se inventó en estados unidos a finales de los años 70, pero se utilizó en unos nichos muy reducidos durante dos décadas, cuando comenzó a despegar su mercado en Europa. Posteriormente resucitó el interés en Estados Unidos y consecuentemente en todo el mundo. Si bien el rebrote del interés en pellets está por el momento confinado a un limitado número de mercados – principalmente son Suecia, Dinamarca, Austria, Alemania e Italia las principales áreas de interés – las ventas han crecido entre un 30 y un 50 % por año durante la última década. Adicionalmente, el uso de pellets para co-combustión en plantas de carbón ha crecido dinámicamente y en 2006, los mercados para calor y potencia absorbieron aproximadamente la misma cantidad de combustible de pellet, con 3,5 millones de toneladas por año cada uno.

Los altos precios del petróleo desde el otoño de 2005 aceleraron las ventas de estufas y calderas de pellets, a la vez que un invierno muy frío en Europa originó tanto una fuerte demanda como una significativa escasez de materia prima para la producción de pellet. El efecto de la volatilidad del precio en el desarrollo de los mercados es significativo.

SITUACIÓN DEL MERCADO NORTEAMERICANO

Los pellets se desarrollaron en USA en los años 70 como una reacción a los altos precios de la energía y las estufas de pellets se convirtieron en este periodo en algunas regiones boscosas. En un producto bastante popular. Pero los precios de la energía cayeron de nuevo y el mercado de pellets quedó casi paralizado durante casi 20 años, hasta que la nueva subida del precio del petróleo resucitó el interés por el pellet. Las ventas de pellets crecieron desde 40.000 en 2000 a 150000 en 2006, imponiendo una presión creciente en el suministro de pellets. En el invierno de 2006 ocurrió una escasez de pellets tanto en la costa este como en la costa oeste de Estados Unidos. La producción ha crecido recientemente de forma significativa, pero la situación del suministro varía de región en región.

Al otro lado de la frontera, Canadá es actualmente el país con el mayor potencial para la producción de pellets de madera. La disponibilidad de extremadamente grandes volúmenes de árboles destrozados por el escarabajo del pino de montaña en la Columbia Británica representa un enorme recurso que puede utilizarse en la producción de pellets. Sin embargo, hasta ahora no se han materializado planes ambiciosos para aprovechar estos recursos a gran escala. Ya que la utilización de pellets procedente de estos recursos es todavía muy baja en Canadá, los productores son fuertemente dependientes de las exportaciones, especialmente procedentes de Estados Unidos y Europa.

SITUACIÓN DEL MERCADO ESCANDINAVO

Suecia es actualmente el mayor mercado del mundo de pellets, con una demanda total que alcanza 1,6 millones de toneladas en 2006. Los pellets se usan tanto en calefacción residencial como en las grandes plantas de ciclo combinado. El mercado sueco también experimentó un considerable aumento de precios en 2006 y una declinación temporal de la demanda para sistemas de calentamiento de pellets en uso residencial. Los precios del pellet sueco eran más altos que los de Europa central en ese momento. Sin embargo, Suecia tiene unas tasas sobre la energía de los combustibles sólidos muy fuerte, por lo cual los pellets, con precios de 220 € la tonelada, son aún un 50 % más baratos que los combustible fósiles.

Respecto al mercado danés, los últimos datos publicados por la Agencia de la Energía de Dinamarca revelan que el desarrollo de este mercado está fuertemente influido por cambios en las condiciones del marco político del país. A finales de los 90, el mercado de pellets para calderas residenciales era uno de los más dinámicos de Europa. Un repentino cambio político introducido por el gobierno conservador canceló todos los subsidios a las energías renovables. Esto originó el declive inmediato del mercado a partir de 2000. Entre 2004 y 2006 la demanda por pellets para uso residencial se incrementó de nuevo y creció hasta las 200.000 toneladas. Los pellets se usan también extensamente en Dinamarca en plantas de producción de calor y energía. Dado los limitados recursos domésticos para producir pellets, las importaciones están aumentando significativamente.

REINO UNIDO E IRLANDA

Irlanda es un ejemplo interesante de cómo puede establecerse rápidamente un mercado con incentivos financieros. Los pellets de calefacción eran virtualmente inexistentes en Irlanda cuando en marzo de 2006 se implementó el Greener Home Scheme. Este esquema subsidiado ofrecía unos incentivos de 4200 € de incentivo por instalación de calderas de pellet. En un año se registraron 4000 solicitudes, aunque el número de proyectos acabados fue menor. Finalmente, se instalaron 1900 calderas de pellets, 240 stoves de calefacción central y 330 stoves entre abril de 2006 y agosto de 2007. Se implementó otro esquema subsidiado para uso comercial de pellets, donde se ofrecen subvenciones de hasta el 30 % para aplicaciones industriales de biomasa. Dentro del año se ejecutaron 52 proyectos y se aceptaron 74 solicitudes. En muchos casos los proyectos se encuentran en un rango de 500 kw a 2 Mw.

Sin embargo, un problema para el mercado irlandés es que solamente hay un productor de pellets. Actualmente están en proceso de desarrollo tres nuevos proyectos de producción de pellets con una capacidad de 150.000 toneladas y también está disponible la oferta de varios importadores.

En el Reino Unido los pellets se usan fundamentalmente en plantas de producción de energía – y su uso familiar es despreciable. El mercado de calderas de calefacción de biomasa adaptadas a bloques residenciales es más prometedor. En muchos casos estas calderas usan astillas de madera antes que pellets. Por ejemplo, un número rápidamente creciente de autoridades están comenzando a aplicar la denominada norma de Merton. Esta norma, que se introdujo en el suburbio de Merton en Londres, requiere que todos los proyectos de edificios con más de 1000 m2 de superficie útil o más de 10 viviendas individuales dispongan de al menos un 10 % de sus requerimientos de energía de fuentes renovables.

Desde abril de 2008 a 2011 se llevará a cabo un amplio programa para la reducción de las emisiones de carbón, con un presupuesto total de 4.300 millones de euro. El propósito del programa es emprender una reducción significativa de las emisiones. El programa será llevado a cabo por las empresas de generación de energía eléctrica, que tendrán libertad para aplicar diferentes medidas.

El gobierno de Reino unido está también considerando actualmente un esquema de subsidios para el calor renovable.

EUROPA CONTINENTAL

En Francia las primeras estadísticas oficiales de venta de calderas de pellets han sido publicadas recientemente por la Agencia de la Energía de Francia ADEME. Según estas estadísticas, 210 calderas de pellets se vendieron en Francia en 2004 mientras que en 2005 y 2006 estas cifras crecieron a 895 y 4690 respectivamente. La producción de pellet en Francia alcanzó las 120.000 toneladas en 2006 y se espera que crezca en 200.000 toneladas en el año 2007. La demanda de calderas de pellets estuvo inicialmente restringida a la partes más orientales de Francia, que fueron influidas por el boom del mercado alemán, pero el uso de calderas de pellets está ahora comenzando a crecer en el centro y oeste de Francia. Muchos productores de calderas de pellets consolidados – principalmente austriacos, han entrado en el mercado francés donde las condiciones son favorables. Los pellets y calderas de pellets están sujetos a un IVA reducido del 5,5 %, y el 50 % de los costes de las calderas de pellets pueden deducirse fiscalmente. Adicionalmente, están disponibles subvenciones regionales. Francia tiene un gran potencial para explotar pellets debido a que tiene una cobertura forestal significativa y al gran uso tradicional del bosque.

Como en Francia, Austria ha jugado un papel clave como mercado pionero para el uso residencial de pellets en calderas. Este papel se ha desarrollado tras más de veinte años de I+D en combustión de la madera, que puede ser aplicado inmediatamente a los pellets tan pronto el nuevo combustible aparece en el mercado. Fueron compañías austriacas las que introdujeron las calderas de pellets en Alemania y varios otros países europeos y ningún país tiene un nivel comparable de penetración de mercado de las calderas de pellets. En 2006 alrededor del 12,5 % de las calderas vendidas para uso residencial fueron calderas de pellets.

La producción de pellets en Austria ha estado creciendo continuamente y excederá 1 millón de toneladas en 2008. El actual debate sobre reducción de las emisiones de dióxido de carbono en Austria puede llevar a un incremento en los incentivos fiscales que, junto con el incremento de los precios del petróleo, se espera provoque un incremento significativo del mercado en 2008.

Debido al amplio suministro de pellets de alta calidad desde Austria, un negocio de estufas de pellets puede también desarrollarse en Italia. De acuerdo con los datos recientemente publicados de productores de estufas italianos, alrededor de 90.000 estufas se vendieron en Italia en 2005. En 2006 esta cifra se incrementará a 220.000 estufas convirtiendo al país actualmente en el mayor mercado mundial de estufas de pellets.

Los datos cuantitativos de este post han sido publicados en la edición impresa de “Renowable Energy World”, January-February 2008
Publicar un comentario