30 abril 2008

Solamente se está descubriendo un nuevo barril de petróleo por cada nueve que se consumen

La revista Petroleum Technology Quaterly habla en su número Q2 2008 de las últimas tecnologías en el mundo del petróleo. Esta industria, que como es lógico vive una auténtica revolución, ha experimentado en los últimos años records de beneficios. Sin embargo, las actuales tendencias pasan por la implementación de nuevas tecnologías de proceso, cuyo coste incluso supera la escalada en los precios de las materias primas, pero hay incertidumbre sobre las tecnologías que serán necesarias para cumplir las exigencias medioambientales, y por ello la industria del refino se prepara para elevar sus niveles tecnológicos. Entre muchos proyectos tecnológicos que desarrolla el sector, mencionamos por ejemplo los nuevos sistemas de control avanzado para las refinerías de syngas, y los nuevos compresores/turbinas de gas diseñados para las plantas de etileno a escala mundial. Los costes se están disparando, y no sólo en tecnología, sino en todo lo relacionado con el refino. Por ejemplo, una refinería de 400000 bpd diseñada para Kuwait con un presupuesto de 6.500 millones de dólares no pudo encontrar contratista que presupuestase menos de 15.000 millones. Esta misma cuestión la estamos viendo en cualquier proyecto tecnológico, por lo que antes de emprender cualquier inversión importante es extraordinariamente importante estudiar la viabilidad del proyecto y la productividad del nuevo proceso. El incremento de la inflación ha sido elevado en los últimos meses, y ello ha sido en parte responsable del incremento en los precios del petróleo. El mundo está consumiendo en torno a 86 millones de bpd de petróleo (más de 150.000 litros por segundo), mientras que el hueco entre la producción y demanda sigue creciendo, por lo que deben desarrollarse nuevas tecnologías con capacidad para construir refinerías eficientes en costes y con capacidad para procesar una gran variedad de crudos pesados. Es esencial la incorporación de mejoras técnicas en la tecnología de reactores y procesos de conversión térmica para que las refinerías puedan procesar los crudos de baja calidad que cada vez están más disponibles: En las prospecciones de petróleo solamente se está descubriendo un nuevo barril de petróleo por cada nueve que se consumen. Son muchos los desafíos que deben llegar a las refinerías, pues las mejoras tecnológicas no se han implantado aún suficientemente. Hay que pensar, que hace tres años, el petróleo estaba a 30 dólares el barril, y los productores no pensaban en sacar provecho del petróleo de baja calidad, y ahora eso se está pagando en la industria del refino. Los costes de extracción si se han reducido drásticamente, pero no los de refino.
Publicar un comentario