24 abril 2008

¿Piensas que el petróleo está caro?

En los últimos dos años hemos asistido atónitos a una subida del precio del petróleo aparentemente sin precedentes, hasta el punto de que esta semana ha rozado los 120 dólares. Y como consecuencia de la importancia del precio del petróleo en la industria, hay que tener muy presente que su precio puede condicionar la productividad. No solamente por los costes directos que ello conlleva, sino porque de forma indirecta puede condicionarnos. Por ejemplo, si utilizamos acero de un país cuya moneda está vinculada al dólar, los costes de esta materia prima también aumentarán. Realmente el petróleo no está tan caro como parece, por lo que independientemente de consideraciones de escasez o especulativas, aún puede haber un margen de recorrido al alza bastante considerable. Un estudio del Deutsche Bank, citado en The Economist April 19th 2008 ha analizado el precio del petróleo de una forma más sutil, y sus conclusiones son muy interesantes. Lo primero que se ha hecho en este estudio, ha sido descontar la inflación. Si los precios del petróleo se inflan en línea con el precio del productor en América, resulta que el precio del petróleo de comienzos de los ochenta, equivale a 94 dólares actuales. Es decir, en términos reales, el petróleo está ahora unos 25 dólares más barato de lo que estaba a comienzos de aquella década. Si lo comparamos con el IPC, el petróleo a 118 dólares equivale al precio de 1980. Pero otra consideración a tener en cuenta es que los salarios han subido en occidente más de lo que lo ha hecho la inflación. Teniendo en cuenta esto, el petróleo debería subir a 134 dólares para compararse con la referencia que hemos tomado. Con un razonamiento similar, el gobierno norteamericano piensa que el petróleo golpea a los ciudadanos en sus ingresos en un 6,6 %, mientras que en 1980 lo hacía en un 8 %. Para que el precio del petróleo repercuta en el bolsillo de los ciudadanos como en los años ochenta, debe alcanzar los 145 dólares. En general, todos los indicadores nos dan el mismo resultado, el petróleo no golpeará el PIB mundial más de lo que lo hacía en 1980, hasta que alcance los 150 dólares el barril.
Publicar un comentario