22 abril 2008

Espectacular estallido de la burbuja bursátil en Vietnam

Antiguos países comunistas han disfrutado estos años de un renacer espectacular en el ámbito del mercado de valores. Como suele ocurrir en estos casos, las fortunas creadas en poco tiempo han atraído cada vez a más inversores, locales y extranjeros, y la espiral ascendente parece no tener límite. Utilizando datos cuantitativos de The Economist April 5th 2008, analizamos lo que ha ocurrido en Vietnam, primer aviso a navegantes excesivamente arriesgados. En Vietnam, como ocurre en casi todo el sudeste asiático, casi todo se está desenvolviendo como consecuencia del incremento de los precios de los alimentos, los combustibles y la vivienda. Pero las acciones han ido por otro camino. Los mercados de valores de la región han registrado el peor trimestre de los seis últimos años. Pero ninguno ha sufrido tanto como la bolsa de Ho Chi Minh, el más joven de la región, que ha caído un 44 % en tan solo tres meses. Los pequeños inversores del Vietnam comunista abrazaron jubilosos el capitalismo en el año 2000, los pobres no sabían que la bolsa da alegrías, pero animarse excesivamente puede tener consecuencias muy trágicas. En los últimos meses, la primera de las burbujas asiáticas parece haber estallado. En el último año, cotas cada vez más altas se alcanzaban en las pantallas de Ho Chi Minh, hasta el punto que el FMI instó a las autoridades monetarias a regular los mercados, puesto que el castañazo era previsible para los analistas experimentados. Ellos lo hicieron, y los bancos trataron de cortar la espiral de créditos que la gente pedía para invertir en bolsa. como ya vimos en el artículo de las crisis financieras, en todas las crisis ocurre exactamente lo mismo. El mercado comenzó a sufrir en enero por las preocupaciones inflacionistas locales, y por la situación en Norteamérica, que es un gran comprador de las exportaciones de Vietnam. En fin, lo ya conocido, la bolsa cae y cae con un desplome cada día más profundo.
Publicar un comentario