07 septiembre 2010

Los sistemas de distribución ante tormentas y huracanes


Los sistemas de distribución no están diseñados para sobrevivir a eventos como huracanes. También sufren daños de consideración cuando están expuestos a las sobretensiones que se generan con las tormentas. Existen medios para fortalecer las protecciones de las redes de distribución pero la cuestión es si resulta o no competitivo el sobrecoste que supone incrementar las protecciones.

Revisamos en este artículo las principales prácticas recomendadas para el diseño e inspección de sistemas de distribución en ambientes especialmente agresivos.

Ensayo y tratamiento de postes: Los postes de madera son susceptibles de ser tratados, pero ello causa una reducción en la resistencia y el correspondiente incremento en la probabilidad de fallo durante una tormenta importante. Los puntos de falos de los postes de madera son las estructuras sometidas a carga de viento y la parte del poste susceptible de podredumbre.

Fallos en los postes de distribución trifásicos: Los postes de distribución trifásicos deben inspeccionarse al menos cada cinco años. Los inspectores deben estar entrenados para detectar problemas específicos tales como crucetas rotas, aisladores agrietados, podredumbre en postes, etc. También deben revisarse los postes para detectar posibles elementos fijados por terceros.

Cálculos de cargas extremas: La capacidad de un poste de distribución para resistir cargas extremas, tales como el viento y el hielo, es una función directa de la carga. Es por ello que en situaciones especiales debe evaluarse la capacidad del poste para resistir cargas extremas.

Construcción con grado superior: En función del proyecto pueden utilizarse en el diseño grados de distribución más resistentes. En Estados Unidos, el National Electrical Safety Code (NESC) habla de Grado B para cálculos que requieren resistir tormentas.

Evitar postes de madera: Hay muchas razones por los que en ciertos casos deben evitarse los postes de madera. Debe prescindirse de ellos especialmente donde haya riesgo de podredumbre.

Bibliografía: Storm Hardening the Distribution System. Transmission & Distribution World. June 2010.

Palabras clave: Harsh environment
Publicar un comentario en la entrada