03 octubre 2012

La luz subirá en enero entre un 8 y un 13 % en la industria




Las sucesivas reformas que se vienen implantando en España en el sector eléctrico junto con el incremento progresivo de los costes de la energía han encarecido la energía eléctrica en la industria a niveles impensables hace unos años.

Pero las cosas no quedarán ahí, pues aparte de del incremento del coste de la energía España tiene que reducir la deuda que supone el déficit tarifario que venimos arrastrando desde hace años. La energía se ha venido vendiendo por debajo de coste y eso es ya insostenible en un escenario de crisis. Como siempre, todas estas subidas vienen enmascaradas en complejos procedimientos que el consumidor no tiene capacidad para valorar.

Fuentes de la agencia EFE han informado que según cálculos del ex presidente de Red Eléctrica de España (REE) Luis Atienza la factura eléctrica del sector industrial se encarecerá entre un 8% y un 13% cuando entren en funcionamiento los impuestos recogidos en el anteproyecto de reforma energética aprobado por el Gobierno, previsto para el 1 de enero de 2013.

Durante su intervención en una jornada sobre energía organizada por el Grupo Parlamentario Socialista, Atienza ha estimado también que el encarecimiento del recibo de la luz rondará el 5% para los consumidores domésticos.

Además, ha cuestionado que esta reforma sirva para resolver el déficit de tarifa -generado porque los ingresos del sistema eléctrico no cubren todos los costes-, al considerar que podría tratarse de una "coartada" para trasladar ese desfase a los consumidores.

Atienza se ha mostrado convencido de que las eléctricas van a trasladar el 80% de los nuevos impuestos a los consumidores y ha apuntado que, de hecho, "el mercado de futuros ya se está anticipando" a esos encarecimientos.

Así, ha asegurado que con esta reforma el Gobierno pretende trasladar el incremento de la factura eléctrica "desde los peajes hacia el coste de la energía", con el objetivo de que el encarecimiento "aparezca como impuestos que pagan las empresas para que sean las empresas las que suben la factura a los consumidores".

Atienza ha criticado que la reforma "no forma parte de una hoja de ruta", sino que se ha planteado "para aumentar los ingresos sin que parezca que los aumenta el Gobierno".
Publicar un comentario en la entrada