11 enero 2014

Convirtiendo biomasa en pellets



La biomasa tiene una baja densidad, alta humedad, y baja densidad de energía. Convirtiéndola a pellets se hace más portable y fácilmente utilizable. La peletización tiene ventajas para los productores de madera y las plantas térmicas

La peletización de biomasa tiene una tradición practica en comunidades indígenas durante años


La biomasa puede simplemente definirse como materia orgánica usada como combustible. El estiércol de vaca preparado manualmente se extendía en superficies verticales dejándose secar al sol. Estas piezas circulares planas pueden almacenarse para la estación lluviosa y el invierno.

¿Por qué hacer pellets de biomasa?
La biomasa se encuentra principalmente como subproducto forestal o agrícola, y tiende a ser regional y estacional. Si el uso de la biomasa es próximo a la fuente, como en las plantas de azúcar, es una fuente económica de combustible. Transportándolo a través de grandes distancias, sin embargo, produce algunos problemas ambientales y logísticos y mayores costes. Quemar la biomasa también requiere equipamiento especial, de forma que las inversiones en tales equipos para uso breve estacional no sean rentables.
La peletización es la respuesta a estos problemas:
  • Se incrementa la densidad, y con la reducción de humedad, el resultado es una densidad energética mayor. La paja de arroz, por ejemplo, tiene una densidad de 20-40 kg/m3. Con un poder calorífico superior de 15 MJ//Kg y una humedad del 20 %, tiene una densidad de energía de 300 – 500 Mj/m3. Para la peletización, la densidad se incrementa a 600 – 700 kg/m3, casi 20 veces. Con contenido de humedad reducido, la densidad de energía es del rango de 10000 Mj/m3. Esto es comparable con una densidad de energía de 14000 Mj/m3 del lignito y hace que sea viable transportarlo a grandes distancias.
  • Quemar la biomasa requiere quemadores y alimentadores especiales debido al contenido de humedad y volumen. Esto hace que la combustión con otras formas de combustible, especialmente carbón, muy difícil. La peletización facilita el almacenamiento y el manejo, lo cual hace la combustión mucho más fácil. Uno necesita invertir en una caldera que puede ser usada solamente estacionalmente, pero puede invertir en una caldera que opera continuamente con carbón mientras usa biomasa estacional cuando está disponible. El operador de la caldera puede hacer uso de una fuente más barata de combustible, y el productor de biomasa tiene un mercado importante.
  • La peletización tiene las mismas ventajas cuando la biomasa se usa como estiércol.
  • La peletización de basura o residuos municipales también es una óptima forma de eliminarlos.

Proceso para hacer pellets
El proceso implica los siguientes pasos principales:
  • Secado de materia prima.
  • Trituración, o reducción a tamaño muy pequeño.
  •  Además se requiere añadir humedad y un aglutinante.
  • Peletización presionando hidráulicamente usando moldes.
  • Empaque.

La materia prima para peletización no es ilimitada
  • Pueden proceder de subproductos agrícolas como paja de arroz o trigo. Esto se integra bien con comunidades agrícolas y fuentes sostenibles.
  • Pueden también ser cultivos como switchgrass, incluso aunque el uso de tierra agrícola prevista para cultivos comestibles es discutible desde el punto de vista.
  • Actualmente la peletización se usa ampliamente en la industria de madera. Astillas de madera y polvo de aserradero son fuente de materia prima.
  • La peletización de las basuras y residuos municipales está ligado al desarrollo de los residuos urbanos.

Bibliografía

·         Manufacturing Fuel Pellets from Biomass
Publicar un comentario en la entrada