20 enero 2012

El cultivo de peces amazónicos y el negocio de su comercialización (3ª PARTE)



Ver 2ª PARTE

Nutrición y alimentación

El cultivo más o menos intensivo de peces amazónicos requiere la aportación más o menos intensiva de nutrientes. Para ello es importante conocer los requerimientos nutricionales de los peces en sus distintas etapas, larvas, alevines, juveniles y adultos; a fin de aprovechar el alimento natural; o bien para preparar dietas equilibradas partir de diversos insumos disponibles en la región. Esto es un aliciente adicional al cultivo de peces porque es bastante fácil poner en marcha las explotaciones en lugares remotos sin necesidad de incorporar insumos foráneos más costosos.

Las investigaciones vienen demostrando que la nutrición complementaria a bajo coste de los peces amazónicos es una opción viable. Por ejemplo, en Venezuela Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), del Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Insopesca) y de la Universidad de Los Andes (ULA) evaluó el cultivo intensivo de cachama (Colossoma macropomum) –también conocida como gamitana o tambaqui- en un tanque circular.

Los científicos estudiaron el comportamiento productivo, el rendimiento y la conversión alimenticia utilizando un alimento genérico de bajo costo. Las pruebas que realizaron en este tanque tipo australiano indicaron que los peces pueden alcanzar su peso comercial en un corto período de tiempo, con una baja inversión y un alto rendimiento productivo, lo que implica un buen nivel de rentabilidad.

El equipo comprobó que las variables de desempeño productivo presentaron valores similares a los registrados en otras experiencias de cría de cachama. En esta investigación, cuyos resultados se publicaron en la última edición de la revista científica Zootecnia Tropical, participaron Glenys Andrade, del INIA; Yaracelis Méndez, de Insopesca; y Daniel Antonio Perdomo, de la ULA. La cachama es pez que se cultiva en Colombia, Perú, Bolivia y Brasil, y que forma parte de la dieta de los pobladores amazónicos.

Por otro lado, el Complejo Piscícola Ezequiel Zamora, ubicado en el estado de Cojedes, planea cosechar a fines de 2011 unas 50.000 toneladas de cachama. La carne obtenida se destinará a las plantas de la Empresa Mixta Socialista Pesquera Industrial del Alba (Pescalba), adscrita a la Corporación Venezolana de Alimentos, de los estados Barinas, Falcón y Carabobo, informó la Agencia Venezolana de Noticias.

Fertilización de los estanques

La mayoría de las excretas de animales contienen componentes nitrogenados, fosforados y materia orgánica que al descomponerse por acción bacteriana aportan nutrientes esenciales para la producción de alimento natural. 

Sanidad y patología

En el cultivo de peces amazónicos también debemos considerar el componente sanidad y patología que se refiere a los cuidados que hay que tener con nuestros peces para que no se enfermen, y si lo hacen,  saber cómo curarlos. Las acciones a llevar a cabo están orientadas hacia medidas preventivas y curativas.
Existen una gran variedad de organismos que parasitan los peces, virus, bacterias, hongos, gusanos, etc. Para evitarlos hay que tener especial cuidado con la calidad de agua donde se cultiva a los peces, así como qué tipo de alimentos utilizamos en ellos.
Aspectos económicos
El pescado es un producto altamente demandado en la región amazónica y la exportación hacia otros mercados es una actividad prometedora que ya se ha iniciado. Los estudios llevados a cabo sobre el potencial económico de esta actividad hablan de cifras fabulosas. Por ejemplo, el Paiche tiene un potencial de producir en el Perú más de 50.000 toneladas de producto, que a un precio referencial de exportación de US$ 22 por kg (datos de Agrorural) suponen unos ingresos potenciales de US$1.100 millones. No es de extrañar que en toda la región se están poniendo en marcha proyectos para explotar un producto con tanto potencial como desconocido fuera de los mercados locales.


Paiche, el pez de agua dulce más grande del mundo

Respecto a los precios de venta del pescado amazónico para el productor hemos encontrado la siguiente tabla para ventas en el Perú. Los precios están algo desfasados pues proceden de 2006 pero pueden servirnos como referencia (precios en dólares USA):

Especie
Pucallpa
Iquitos
Tarapoto
Bellavista
Gamitana
1,14
1,42
1,71
2
Paco
0,85
1,14
1,42

Boquichico
0,57
0,85
1,14
2
Pacotana



2

Respecto al precio de exportación Brasil exporta filetes de gamitana a U.S. a un precio de 5 $/kg (precios de 2006).

Otros ratios interesantes a tener en cuenta en una explotación de acuicultura de peces amazónicos es la siguiente:

  • Se requiere un generador de 2 kW o instalación de energías renovables.
  • Se considera una tasa de conversión alimenticia de 2,0. Es decir, deben emplearse 2 kg de alimento para producir un kilogramo de pescado.
  • Se considera que es factible un rendimiento de 9.000 kg/ha (peso promedio de un kilo por pez).

Refrigeración
Uno de los aspectos críticos de la explotación de los peces amazónicos es la refrigeración tanto en origen como la logística. La explotación del recurso se lleva a cabo en ambientes remotos en un inmenso territorio donde la energía suele ser irregular o inexistente. Ese problema dificulta la comercialización del recurso ya que encarece notoriamente los costes de explotación si queremos tener el producto refrigerado. Al respecto indicamos que en www.todoproductividad.com estamos trabajando en proyectos dirigidos a abaratar el coste de la refrigeración introduciendo soluciones innovadoras de eficiencia energética y energías renovables.

El pescado es un producto que se deteriora con facilidad y es por tanto necesario refrigerarlo si queremos establecer una actividad comercial. Cuando esto no es posible se utilizan soluciones como el ahumado pero así se pierden importantes propiedades gastronómicas del recurso. Describimos a continuación los medios que se utilizan actualmente en la región amazónica para refrigerar el pescado, que si bien son insuficientes son los utilizados actualmente dadas las dificultades que presenta la obtención del frío en esos territorios:

  • La refrigeración consiste en enfriar el pescado a una temperatura alrededor de 0°C y mantenerlo a esa temperatura. La refrigeración sólo permite una conservación temporal, pues a bajas temperaturas, la actividad vital de la mayor parte de microbios que malogran el producto, disminuye.
  • Si vamos a refrigerar una vez capturados, los peces deben ser sacrificados y preparados: eviscerando, descamando y limpiando el pescado. Todo ello en las mejores condiciones higiénicas posibles.
  • En gamitana el porcentaje de peso que se pierde por eviscerado es del 8 al 10% de su peso total, algo parecido sucede con el paco.
  • El enfriamiento se suele hacer con hielo, el cual, si se utiliza en la proporción debida, lleva al pescado a una temperatura de 0°C o muy próxima a ella, obteniéndose un buen resultado en su conservación. Envasado con hielo el pescado después de 15 días aún no se ha malogrado. Los pescadores en la Selva Baja peruana conservan así sus capturas.
  • Entre las nuevas formas de presentación que deben merecer el esfuerzo para su introducción se considera principalmente el descabezado, descabezado y eviscerado, descabezado y descolado y fileteado, en estado fresco o congelado. 

Bibliografía:

  • Cultivando peces amazónicos. San Martín, Perú. 2006. Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana.
  • Gastronomía en el Amazonas Colombiano. PROEXPORT COLOMBIA
  • Investigan cultivo intensivo de cachama en tanques circulares en Venezuela. Oldepesca.
  • Manual de Cultivo de la Gamitama. FONDEPES
  • Mejores precios y mayor volumen exportado en primeros meses. FIS España.
  • Unique-Southamerica-travel-Experience.com
  • Guía Turística del Amazonas.com

Publicar un comentario en la entrada