16 mayo 2012

Nuevo sistema de supervisión para prevenir la corrosión




En aquellos ambientes industriales en los que la corrosión es un problema las nuevas tecnologías pueden ayudarnos a conseguir grandes ahorros. En este artículo describimos un método innovador de supervisión que colecta datos en tiempo real para evaluar los activos claves.

De manera particular en las plantas antiguas la corrosión es un serio problema de seguridad, ambiental y para la integridad de costosos equipos. La prevención de la erosión/corrosión a través de la supervisión en tiempo real proporciona a los gestores una visión de cómo están sus instalaciones que utilizan fluidos corrosivos. Esta información es útil también para auditorías y gestión de riesgos.

Integridad de la planta

Los equipos de acero siempre están expuestos a un riesgo de corrosión o erosión. A menos que sean controlados, hay riesgo de fallo, que puede tener impacto en la seguridad de los trabajadores y el medio ambiente. Los costes financieros de interrupción operacional, reparación y daño en la reputación deben también ser considerados.

Un sistema de sensores instalado permanentemente puede darnos una visión activa de las condiciones de los activos a lo largo del tiempo, y su coste es comparable a la inspección manual. Esta información puede correlacionarse con las condiciones que pueden causar corrosión o erosión, y estrategias para minimizar la corrosión, tales como el uso de inhibidores. Con tal conocimiento, el gestor de activos puede moverse más allá simplemente conociendo si está ocurriendo corrosión y erosión y a qué velocidad.

Necesidad de supervisión continua

Hay varias técnicas disponibles para evaluar periódicamente la integridad de recipientes a presión y tubería. La adquisición manual de datos de espesor de la pared también se asocia frecuentemente con limitaciones de repetibilidad y errores en el registro de datos.

Los sistemas de sensores instalados permanentemente, por otra parte, proporcionan datos de alta calidad. Los sensores ultrasónicos pueden instalarse en tuberías y recipientes operando hasta a 600 ºC. Estos sensores se certifican como intrínsecamente seguros para su uso en la mayoría de los ambientes peligrosos.

Diseño de sistemas

El núcleo de un sistema de supervisión continua es un sensor ultrasónico montado en unas guías de onda de acero inoxidable. Las guías de onda aíslan la electrónica del sensor de las temperaturas extremas y guían las señales ultrasónicas a la tubería para volver sin excesiva distorsión y degradación de la señal. El sistema puede controlar el espesor de la pared de la tubería en el rango de 3 mm a 40 mm y puede ser aplicado en un amplio rango de aceros y otras aleaciones. La medición frecuente del espesor de la pared permite detección de pérdidas de metal a nivel de 10s de micras.

Cada sensor viene equipado con una radio, y se comunica con otros sensores y estación base en un rango de 50 m. Los sensores forman una malla de red inalámbrica que no requiere instalación previa de infraestructura de red inalámbrica. Cada radio de sensor puede también actuar como relé, o repetidor, permitiendo a la red extenderse cientos de metros de la estación base.

Los datos son canalizados utilizando una estación base a una base de datos en un computador conectado. Si, como es el caso típico, el computador trabaja en red, entonces un software de visualización basado en un navegador permite a los ingenieros de corrosión/inspección ver los datos desde su ordenador.

Los datos también pueden ser exportados en cualquiera de los formatos de archivo requeridos por varias aplicaciones de supervisión de proceso, transferir datos para ser leídos en aquellos paquetes y así, correlacionar con los datos del proceso en la localización del sensor.

Efectividad en costes para despliegue a gran escala

Los sensores funcionan con baterías. Así, no se requieren baterías, lo cual minimiza los costes de instalación e imponen menos restricciones   para áreas remotas y para despliegues a gran escala.

El sensor es asegurado en el recipiente/tubería por medio de dos tachones que están soldados a la tubería. Para temperaturas de pared de tubería por debajo de 100 ºC, los tachones pueden también ser soldados en abrazadera de circunferencia, que se montan en la tubería. Se permite montaje de tachones para acoplamiento en seco.

Bibliografía:

·         Consider a new monitoring system to prevent corrosion. Hidrocarbon Processing March 2012
Publicar un comentario en la entrada