21 abril 2012

Guía básica para diseñar sistemas de refrigeración pasiva (1ª PARTE)


Seleccionando la estrategia pasiva de refrigeración correcta


Antes de la aparición de la tecnología de refrigeración, la gente mantenía el frío usando métodos naturales: brisa circulando a través de las ventanas, agua evaporándose de fuentes y gran cantidad de piedra absorbiendo el calor del día. Estas ideas fueron desarrolladas a lo largo de miles de años como parte integral del diseño de edificios. A todas estas técnicas se las denomina hoy refrigeración pasiva. La refrigeración pasiva se considera hoy una alternativa a la refrigeración mecánica que requiere sistemas más complicados.   Empleando refrigeración pasiva moderna podemos eliminar o al menos reducir el tamaño y coste del equipo.


La refrigeración pasiva se basa en la interacción entre el edificio y los alrededores. Antes de adoptara una estrategia de refrigeración pasiva, debemos estar seguros de que se acopla al clima local.

Se han descrito cuatro estrategias de refrigeración pasiva: (1) ventilación natural, (2) refrigeración evaporativa, (3) masa térmica alta y (4) masa térmica alta con ventilación nocturna. Todas estas estrategias de refrigeración pasiva dependen de cambios en temperatura y humedad relativa. Podemos identificar las estrategias apropiadas para un sitio usando un diagrama bioclimático.

Este diagrama bioclimático define cuatro estrategias de refrigeración pasiva basada en la temperatura y humedad relativa. Podemos usar este diagrama para determinar que estrategias de refrigeración pasiva son apropiadas según el clima donde va a construirse el edificio.

En primer lugar, encontraremos información climática local para cada uno de los meses del año:

·         Temperatura máxima promedio.
·         Temperatura mínima promedio.
·         Humedad relativa máxima promedio.
·         Humedad relativa mínima promedio.

En un diagrama bioclimático, se representan dos puntos para cada mes. El primer punto es la temperatura mínima y la humedad relativa máxima (RH). El segundo punto es la temperatura máxima y la humedad relativa máxima (RH). El segundo punto es la temperatura máxima y la RH mínima. Conectaremos estos puntos con una línea. Trazaremos una línea similar para cada mes. (ver imagen con la que abrimos este artículo=
    
El diagrama bioclimático define cuatro estrategias de refrigeración pasiva basado en la temperatura y humedad relativa. Podemos usar este diagrama para determinar que estrategias de refrigeración pasivas son apropiadas para el sitio donde está el edificio.

Los conceptos de refrigeración pasiva están dirigidos a librarse del calor que se acumula en los edificios. Por supuesto, desearemos reducir la ganancia de calor en primer lugar utilizando altos niveles de aislamiento, ventanas para bloquear el calor, orientación solar apropiada y buen sombreado de elementos de la construcción y vegetación.

El calentamiento solar pasivo puede también dirigirse usando un diagrama bioclimático.  El calentamiento solar pasivo es usualmente una estrategia apropiada cuando las líneas trazadas caen bajo la zona de confort.

Ver 2ª PARTE
Publicar un comentario en la entrada