26 abril 2012

Soluciones ante la escasez de agua en la industria minera



Al contrario que los sectores de la fabricación, las operaciones mineras son muy dependientes a la localización del mineral con opciones muy limitadas para adaptarse a la escasez de agua regional o impactos de calidad. Norteamérica, Australia, Chile y Sudáfrica dominan en la producción de mineral total, con operación a menudo en regiones con poca agua.

La escasez de agua crítica es ya un problema en muchas áreas donde los recursos minerales naturales son abundantes, creando un imperativo para las compañías mineras para considerar si comercializar agua, recuperar agua y reutilizar tecnologías.

Hay un riesgo creciente de sequías en Latinoamérica además de en puntos calientes de la minería de África y Australia. Grandes partes del sudeste de Asia se proyecta se enfrenten a seguías prolongadas, incluyendo China y países vecinos. Australia occidental se considera como una de las áreas más secas de la tierra y el agua utilizada en el sector minero es de 620 millones de metros cúbicos de agua anualmente.

Está previsto un firme crecimiento de la industria minera en la región que incrementará el uso del agua a 1.000 millones de metros cúbicos en 2030, por lo que las operaciones mineras necesitan recursos innovadores. Las compañías mineras australianas están buscando soluciones para estos propósitos, incluyendo uso de fuentes de bajo grado, uso de agua reciclada y aguas subterráneas salinas.

Respecto a las explotaciones que más agua necesitan diremos que su uso es especialmente intenso en las explotaciones de cobre y oro. En menor medida se usa en las minas de carbón, hierro y níquel. Son menos intensivas en uso de agua las minas de platino y diamante.

Aspectos relacionados con el agua

Las estimaciones de uso de agua en el sector minero indican que la extracción, procesado, transporte y mitigación de una tonelada de carbón requiere entre tres y diez metros cúbicos de agua. Si bien crear soluciones de agua para la industria minera es importante, también lo es asegurar la alta calidad de los procesos de tratamiento.

Regulaciones exigentes y eficiencia a largo plazo garantizada. La desalinización, junto con el agua reciclado, es una de las fuentes especialmente relevantes para regiones con capacidades de suministro de agua fresca limitadas.

En áreas escasas de agua, las autoridades a menudo limitan el suministro diario de agua fresca a la industria minera, lo cual limita la capacidad de producción. Sin embargo, en algunos ejemplos, este desafío es superado por las compañías mineras reutilizando agua y aguas residuales en los procesos mineros: controlando y transportando el polvo, refrigerando, perforando, lavando el agua, remediación, separación y lixiviación, generación de energía y recuperación de tierra.

Si bien existen variaciones según la actividad minera, alrededor del 90 % del agua puede reutilizarse aplicando tecnologías de tratamiento avanzadas, como la ósmosis inversa y microfiltración. La reutilización de agua combinada con procedimientos de gestión de agua apropiadas, permite a la industria minera ahorrar hasta un 40 % de la admisión del agua fresca.

Desafíos ambientales

Las compañías mineras deben tratar con el drenaje ácido de las minas (AMD) mucho tiempo después de que la mina haya cerrado. El AMD no tratado entra en el medio ambiente de numerosas formas, incluyendo acumulaciones de rocas de residuos que están expuestas a tormentas de lluvia intensas. En el proceso se transportan grandes cantidades de ácido a los cuerpos de agua. Debido al severo problema de AMD no tratado que ha resultado de las minas abandonadas en Sudáfrica, la mayoría de los suministradores de equipos están actualmente cambiando hacia soluciones de tratamiento de aguas residuales modulares en esta región.

Una de las soluciones de tratamiento AMD para los años próximos es el sellado de minas subterráneas: una sustitución aire-con-agua del sellado de la apertura de las minas con material (por ejemplo desulfuración del gas de los humos (FGD), un sub-producto de las plantas de carbón) para prevenir la reacción de oxidación.

Soluciones aplicadas

Un ejemplo de proyecto es el desarrollado por Newmont Mining Corporation en una de las minas de oro más grandes de Australia, localizada en Boddington. Aplicando un sistema de microfiltración seguido por desalinización de ósmosis inversa y desinfección ultravioleta (UV), el sistema es capaz de producir 1200 m3/día. Desde entonces la mina es una de las que tiene menores costes en Australia.

Vale SA, una compañía brasileña, incrementó la re utilización y reciclado del agua en un 76 % en 2010, llegando a ser un líder en el empleo de recursos de agua sostenibles en la industria minera. La reutilización mejorada fue un resultado de la automatización del sistema de reutilización de agua en la estación de tratamientos de efluente. Esto acelera el proceso de tratamiento de agua y permitió que un volumen de agua esté disponible para procesos industriales.

Además de la recuperación de agua, otros valiosos recursos pueden obtenerse de tratamiento de aguas residuales mineras. La mayoría de los usuarios finales en Estados Unidos y Canadá están actualmente cambiando hacia tecnologías de recuperación de metales que incluyen precipitación de sulfuros.

Bibliografía:

Thirsty world of Mining: Harvesting New Water Solutions. Water & Wastewater International. February/March 2012

Palabras clave: Acid Mine Drainage (AMD), modular wastewater treatment solution, flue gas desulferization (FGD)

Publicar un comentario en la entrada