11 agosto 2009

Tecnologías de unión aplicadas a los plásticos


Hay varias técnicas disponibles para unir plásticos. El coste de equipamiento y laboral para cada método varía considerablemente. La mayoría de las técnicas tienen límites en los tamaños y tipos de plástico que pueden unirse.

Unión mecánica: La forma más simple de unir de unir piezas de plástico un consiste en diseña un elemento de fijación (bisagra, pestillo, bloqueador) en las piezas. Solamente los plásticos más duros son convenientes para ser usados en este método. Esta forma de unión es conveniente solamente para ensamblajes no rígidos cargados sólo ligeramente y donde la precisión no es crítica.

Los fijadores mecánicos (tornillos, remaches, pasadores, tuercas) son los métodos más comunes. Se requiere un plástico que pueda resistir la tensión de la inserción del fijador y las altas tensiones subsiguientes. Los tornillos mecanizados convencionalmente raramente se usan excepto con plásticos extremadamente fuertes.

Hay numerosos fijadores diseñados para su uso con plásticos. Los fijadores roscados trabajan mejor en secciones espesas.

Unión por fusión: las piezas de plástico demasiado complejas o grandes se fabrican con equipos de moldeado donde sus componentes se sueldan por fusión. Para plastificar los bordes de las piezas, una prensa fija de las piezas contra una placa caliente. Cuando la placa funde la superficie de la pieza que el material plástico se desplaza. Esta fusión inicial produce una superficie uniforme eliminando imperfecciones superficiales. Usualmente, la unión por fusión una termo plásticos tales como polietileno, polipropileno, y ABS. Sin embargo, con cambios ligeros, el proceso puede usarse para unir nylon relleno o no.

Soldadura de gas caliente: Es un proceso de baja velocidad para fabricar grandes piezas estructurales en forma de láminas. Una varilla de termoplástico se calienta con las piezas para unir hasta que están suficientemente blandas. La fuente de calor es usualmente un gas inerte. Pueden soltarse piezas rectas largas alta velocidad (40"/min). Las piezas intrincadas requieren más tiempo. La pericia del operador es crítica.

Soldadura de vibración: la soldadura de vibración produce uniones ajustadas por presión en piezas de forma circular, rectangular, o irregular, incluso en materiales disimilares. El proceso es particularmente conveniente para componentes huecos de tipo contenedor que tengan una unión soldada en un plano.

Unión con disolvente: los plásticos se reblandecen revistiéndolos con un disolvente, y después se prensan uniéndose entre sí. Las moléculas de plástico se mezclen juntas, y las piezas conectan entre sí cuando el disolvente se evapora. Este proceso se limita a termoplásticos.

Soldadura ultrasónica: Se transmiten pulsos a la pieza por una herramienta víbratoria llamada horn, que causa que los materiales plásticos vibren uno contra otro.

Soldadura por inducción: La soldadura por inducción se consigue presionando dos piezas de material plástico juntas alrededor de un metal. Luego se hace pasar un campo magnético, el metal se calienta y la compresión produce una soldadura de fusión.

Soldadura dieléctrica: la soldadura dieléctrica se usa con films y láminas delgadas, principalmente en embalaje. Esta técnica se basa en la descomposición del plástico bajo altos voltajes y frecuencias para producir calentamiento dieléctrico y fundir el plástico.

Bibliografía: Joining plastic. November 15, 2002
Publicar un comentario