13 agosto 2009

Turbulencias en la logística europea

Como en el mercado de Estados Unidos, el tráfico de cargas aéreas europeas ha experimentado un serio retroceso debido al colapso de los mercados financieros, la mundial y los altos precios de los combustibles. De acuerdo con las estadísticas de International Air Transport Association (IATA), los operadores de transporte europeos han visto declinar el transporte de cargas en un 23,5 % en abril en comparación con los niveles del año anterior; y se esperan unas pérdidas de 1.800 millones de dólares debidas al colapso de la demanda de servicios Premium en todos los mercados servidos por los operadores de transporte de la región.
El transporte que era a niveles asombrosamente bajos. Según IATA, lo peor puede haber pasado pero no hay indicios de recuperación inminente. Mejorar la eficiencia es el reto del año 2009, para un retorno previsto del crecimiento a comienzos de 2010.

Los volúmenes de carga caen en la mayoría de las aerolíneas europeas

La línea de fondo es bastante clara en esta etapa: todos los operadores han sido golpeados duramente por la recesión económica e informan sobre caídas en las cargas.

Air France-KLM, el mayor transportador de cargas aéreas de Europa, informó sobre una profunda caída en los volúmenes de cargas, estimada aproximadamente en un 18 % respecto al año previo. Ya que las condiciones de la primera mitad del año son inciertas, el grupo planea una reducción del 11 % en capacidad de carga para el verano 2009. El principal competidor de KLM, Lufthansa, se ha deslizado en rojo tanto en pasajeros como en cargas. Informó unas pérdidas de operación de 44 millones de euros, en contraste con un beneficio de 172 millones en el mismo periodo del año anterior.
El segmento de carga de Lufthansa ha sido especialmente golpeado por la situación económica, con una caída del 23 %. Especialmente afectado ha sido la caída en la demanda de la industria automotriz. Así y todo, Lufthansa sorteo las condiciones adversas gracias a la sistemática de ventas, capacidad, y gestión de costes.
La tercera compañía de transoporte más grande de Europa, British Airways World Cargo, también informó una caída en el negocio de cargas cuando el tráfico de cargas cayó un 9,5 % en mayo respecto al año anterior. El cuarto trimeste en particular registró una caída muy fuerte en volúmenes, con una caída de 15,5 % desde los niveles de finales del año pasado. También ha sido el último año un gran desafío para Cargolux, la línea de carga más grande de Europa. La compañía acabó el año con un beneficio operacional de 55 millones de dólares.

Batalla de fusiones y adquisiciones

Con las concentraciones de mercado actuales, los grandes transportadores están aprovechando para adquirir acciones a bajo coste de las compañías más pequeñas que se encuentran con problemas.

Por ejemplo, Austrian Airlines (AUA), emprendió un nuevo futuro con Lufthansa. El transportador alemán, que también posee Swiss International Airlines, acordó comprar el 41,56 % de las acciones de la compañía Austrian Airlines AG, propiedad de Österreichische Industrieholding AG (ÖIAG).

Bibliografía: Special European Logistics Report: Turbulence over Europe

Publicar un comentario