27 noviembre 2011

Limpieza de turbinas de vapor usando espumas químicas



La limpieza del rotor de una turbina de vapor de alta presión es importante de cara a prevenir  la formación de placas en el cobre. Un buen medio de restaurar la eficiencia mecánica es la retirada mecánica o el uso de espumas químicas. En este artículo hablamos de los depósitos de cobre que típicamente se forman en los bloques de boquillas estacionarias o álabes estacionarios de primera etapa y esos depósitos usualmente resultan en pérdidas en las turbinas de vapor de capacidad de alrededor de 2 a 3 MW por mes.
La experiencia indica que hay una reducción de aproximadamente 1 MW de capacidad de generación por cada 1-2 libras de depósitos que se acumulan en una turbina de alta presión.

Fuentes de cobre

El óxido de cobre disuelto debido a la corrosión de los tubos de cobre en los condensadores y en los calentadores de agua de alimentación a menudo entra en el ciclo de la caldera y – con la combinación correcta de temperaturas, presión y química del agua – pueden formarse placas en los álabes en la sección de alta presión de una turbina de vapor. Estos depósitos cambian la aerodinámica de los componentes de vapor y dan como resultado una capacidad de generación de la unidad reducida y un incremento en la tasa de calor incrementada.

La limpieza de espuma de las turbinas de vapor ha sido considerado un método aceptable y efectivo en costes de retirar los depósitos de las turbinas sin desmontarlas. El proceso de limpieza completo puede completarse en 24 horas o menos pero requiere alrededor de cinco días de corte del suministro eléctrico para enfriar la turbina a la temperatura deseada y realizar todas las tareas mecánicas requeridas. Una vez el proceso se ha completado, la turbina puede volver a 3entrar en servicio y la capacidad total completamente restaurada.

El punto de conexión necesario en la turbina de vapor debe ser cuidadosamente seleccionado. El vapor de baja presión combinado con la espuma de limpieza es inyectado en la turbina de vapor y retirado a través de la línea recalentada fría. También se usan otros drenajes y venteos durante el proceso de limpieza.

El proceso de limpieza comienza configurando el equipo y pre mezclando agenes químicos antes de comenzar la limpieza planificada.

El proceso de limpieza usa espumas CuSol I, Aquilex, con inyección de un oxidador para retirar óxido de cobre.  Siguiendo la finalización del proceso de limpieza, La turbina es enjuagada con condensado espumado seguido por enjuague de vapor saturado hasta que la conductividad del agua alcanza un nivel aceptable. CuSol I es un agente químico que rápidamente disuelve y elimina el óxido de cobre.

Bibliografía: Steam Turbine Cleaning Using Chemical Foams.  Steam Turbine Power. November 2011
Publicar un comentario en la entrada