23 diciembre 2012

Aplicaciones de la tecnología Machine-to-Machine M2M en la industria


Machine-to-Machine (M2M) se refiere a las tecnologías que permiten conectar tanto sistemas inalámbricos como cableados con la misma capacidad. M2M usa un dispositivo (tal como un sensor o medidor) para capturar un evento (tal como temperatura, nivel de inventario, etc), que está conectado a través de una red (inalámbrica, cableada o híbrida) a una aplicación (programa de software), que traslada el evento capturado en información útil.

Hablamos en este artículo de la tecnología M2M por el alcance que está teniendo y por su capacidad para revolucionar la industria estableciendo comunicaciones inalámbricas entre máquinas y automatizar tareas que ahora se hacen manualmente.

Las comunicaciones M2M se han expandido más allá de una conexión y cambiado a un sistema de redes que transmite datos a aparatos personales. La expansión de las redes IP en todo el mundo han hecho más fáciles las comunicaciones M2M en todo el mundo y han disminuido la potencia necesaria para que la información se comunique entre máquinas. Estas redes también permiten una serie de oportunidades de negocio y conexiones entre consumidores y productores en términos de los productos que se están vendiendo.

Historia

M2M ha existido en diferentes formas desde la llegada de la automatización de redes computerizadas y antes de la comunicación celular. Se ha referido como telemetría, automatización industrial o scada.

Si bien la celular es cada vez más común, un número importante de máquinas todavía usan líneas terrestres (POTS, DSL, cable) para conectar a la red IP. La industria de la comunicación celular emergió en 1995 cuando Siemens estableció un departamento en el seno del departamento dedicado a los teléfonos móviles para desarrollar y lanzar un módulo de datos GSM llamado “M1” basado en el teléfono móvil S6 de Siemens para aplicaciones industriales M2M, permitiendo que las máquinas se comunicasen sobre redes inalámbricas.

Las comunicaciones Machine-to-Machine (M2M) están en rápido crecimiento, implantándose cada vez en mayor número de aplicaciones. En Estados Unidos se estima un crecimiento del 23 % desde 2011 a 2016.

Desde que los primeros sistemas Machine-to-Machine (M2M) llegaron al mercado, estas soluciones se han enfocado en mayor grado a las actividades de servicio comerciales. Un principal motivo para conectar activos y dispositivos usando estas soluciones ha sido mejorar su eficiencia operacional. El gasto se justifica por la promesa de paradas no programadas reducidas, uso de supervisión remota para identificar fallos de equipos o predecir fallos que luego se implementan más exactamente.

Conectividad M2M

M2M puede usarse para supervisar equipos valiosos, detectando incidencias de mantenimiento antes de que lleguen a ser un problema. Esto permite el control remoto de maquinaria pesada y el ahorro en tiempos de desplazamiento.

Los servicios de conectividad M2M incluyen servicios de conectividad, agentes de software, y kits de herramientas que permiten establecer conectividad entre dispositivos o activos y la plataforma M2M. A la vez podemos elegir el método de comunicación y hardware que se adapta a las necesidades de la solución M2M. Como resultado de ello, podemos conectar a cualquier producto usando cualquier dispositivo, sobre cualquier canal de comunicación (redes celulares, internet, WiFi, o satélite), para cualquier aplicación.

Todo lo que se requiere es un cliente instalado en una máquina que informa a un servidor centralizado, dispositivo, o sitio web que proporcionaría notificaciones del estatus de la máquina y las acciones necesarias a llevar a cabo.
Publicar un comentario en la entrada