14 diciembre 2012

La luz subirá en enero entre un 6 y un 8 %




Todas las previsiones apuntan hacia incrementos importantes del recibo de la luz para 2013 y en los próximos años. Podemos estar llegando a límites en los que la eficiencia energética alcance una de las máximas prioridades en la gestión empresarial e incluso para el usuario doméstico. Son varios los motivos que provocan nuevas e importantes subidas.

En primer lugar destacamos como novedad que las centrales van a “medio gas” por la crisis y eso es muy nocivo para las tecnologías convencionales ya que los costes operacionales siguen siendo los mismos y hay que repercutirlos al consumidor. Tenemos que mantener unas centrales que se diseñaron para un escenario de incremento en la demanda que en medio de la crisis no sólo no se ha producido sino que la bajada del consumo es una constante.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista marcó un máximo de los últimos tres años el pasado 12 de diciembre. Según los datos del Operador del Mercado Ibérico, el coste medio en el mercado diario alcanzó los 67,51 euros por megavatio hora, lo que supone el precio más alto de los últimos tres ejercicios y augura un importante incremento de precios a partir de enero de 2013.

En los próximos días se celebrará la subasta Cesur -aún no hay fecha fijada- que será la encargada de poner los precios de la electricidad para el primer trimestre del próximo año. Si tenemos en cuenta que el Gobierno ya ha anunciado que no prevé incrementar los peajes, que representan el 50% de la tarifa eléctrica, el resultado de esta convocatoria será especialmente relevante para los consumidores.

Prácticamente en todas las subastas Cesur se ha registrado un precio superior al marcado con posterioridad en el mercado diario de electricidad y, habitualmente, los días anteriores a la subasta se han registrado también precios más altos. En esta ocasión, los movimientos toman además relevancia, porque la aprobación y la puesta en funcionamiento de las nuevas tasas se estima que elevará los precios en torno a 2,5 o 3 euros por cada megavatio hora, lo que provocará un incremento en el recibo de la luz.

En el sector eléctrico se baraja ya una subida de entre el 6 y el 8% para el recibo de la luz, que con estas últimas subidas parece confirmarse.

Además, existe otro factor que puede comenzar a ganar peso en los próximos días y es el funcionamiento de las centrales nucleares y la decisión de parada y de cierre de algunas plantas que pueden provocar aumentos de precios adicionales. A todos estos factores se suma la utilización de una triquiñuela legal en el llamado mercado de reserva de potencia adicional a subir.

Un buen número de centrales del régimen ordinario están programando en el mercado diario valores de producción inferiores a su mínimo técnico, en una maniobra que pagan todos los consumidores y que se están produciendo no en horas con elevada producción renovable, como en un primer momento se apuntó, sino en periodos de consumo punta. La evolución de los precios de mercado, así como de los servicios complementarios o de reserva pueden elevar el precio de la energía y compensar en cierto modo la caída del consumo y la situación de sobrecapacidad. El mercado de futuros para los próximos años ya registra además una subida mayor a la de otros grandes mercados europeos.

Parte de esta noticia se basa en la publicada por El Economista, Pero son muchos más los análisis que vienen alertando sobre subidas importantes del recibo de la al menos hasta 2030. El rápido desarrollo de China e India producirán un incremento de la demanda mundial de un 1,6 % anual hasta el año 2030. Estas son al menos las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía.

La EIA apunta también hacia un incremento sostenido en los costes del petróleo del petróleo, ante las perspectivas entre la demanda y los costes de producción. El precio se mantendrá en los próximos años en torno a los $100 el barril pero superará los $200 en 2030, en términos nominales.

Ver las proyecciones de la EIA aquí.
Publicar un comentario en la entrada