04 febrero 2012

Energía solar para actividades productivas y desarrollo rural sostenible




La energía solar baja de precios y los hidrocarburos siguen subiendo, esa es la tendencia imparable desde hace muchos años que ha hecho que cada vez haya más aplicaciones en las que la energía solar es la solución más competitiva. La importancia de la energía fotovoltaica crece también por la experiencia en su aplicación en otros sectores, como los servicios sociales y comunales, la agricultura y otras actividades productivas capaces de repercutir significativamente en el desarrollo rural.

En este nuevo artículo sobre aplicaciones de la energía solar vamos a hablar de la utilización de la energía fotovoltaica en agricultura y desarrollo rural sostenibles. En ambos campos las posibilidades son enormes pero también se requieren cambios tecnológicos que adapten las máquinas a las posibilidades de la energía fotovoltaica.

Los sistemas solares fotovoltaicos, por la flexibilidad de su aplicación, representan una oportunidad única para que el sector de la energía proporcione  de servicios a las zonas rurales apartadas, por ejemplo para necesidades de salud, educación, comunicaciones y luz eléctrica, así como para la agricultura y el suministro de agua. En las regiones apartadas la energía fotovoltaica es ya claramente competitiva con las redes eléctricas convencionales y con las aplicaciones que utilizan hidrocarburos. Asimismo, en los últimos años, la creciente demanda de energía en todo el mundo hace que enormes regiones del planeta ya electrificadas sufran cortes de luz cada vez más prolongados.

SISTEMAS FOTOVOLTAICOS DOMÉSTICOS

Siguen siendo la aplicación predominante de la energía FV en las zonas rurales de los países en desarrollo, y se usan sobre todo para iluminación, radio y televisión en los hogares. No obstante, gracias a las posibilidades de las automatización y la eficiencia energética, hoy en día son factibles muchas más aplicaciones.

Sean más o menos las prestaciones obtenidas con la energía fotovoltaica, siempre vamos a obtener un tiempo extra que podremos destinar a actividades productivas como coser, tejer cestos y hacer artesanías. En otros casos el “tiempo extra” facilita las labores domésticas, permite hacer tareas escolares,  cargar teléfonos móviles, estudiar y dedicarse a actividades de esparcimiento. Además, un mejor acceso a la información a menudo produce beneficios económicos indirectos, aparte de que los servicios eléctricos elevan el nivel de vida. Internet es también hoy accesible gracias a la presencia cada vez más extendida de ordenadores portátiles de bajo consumo y las conexiones satelitales.

SERVICIOS COMUNALES

Actualmente se están llevando a cabo numerosos proyectos de energía FV para los servicios sociales y comunales, como suministro de agua potable, centros de salud, educación e instalaciones comunales. La energía FV a menudo ha resultado ser la solución más eficaz y económica para mejorar esos servicios en las zonas remotas y no electrificadas de los países en desarrollo. A través de estos servicios, los sistemas FV pueden repercutir en forma considerable en la vida de todos los pobladores de las zonas rurales, siempre que se tenga cuidado de hacerlos llegar hasta los grupos más marginados. En ocasiones, el suministro de servicios sociales y comunales puede poner en marcha la provisión de actividades que generen ingresos.

Los sistemas solares pequeños también contribuyen a la creación de actividades productivas no agrícolas en muchos países, por ejemplo: bares, restaurantes, salas rurales de cine, tiendas de teléfonos, talleres técnicos y artesanales, gracias a que facilitan la utilización de pequeñas herramientas y aparatos (taladros, cautines, licuadoras), luz, radio y televisión. Se ha demostrado que la instalación y el mantenimiento de los sistemas FV y las ventas de electricidad FV contribuyen a la creación de empleos rurales. En este sector se pueden seguir investigando las posibilidades de los sistemas híbridos de energía FV y eólica o de diesel.

Además los sistemas FV tienen cada vez más aplicaciones agrícolas. Algunas, como los abrevaderos para el ganado y las cercas eléctricas, ya tienen una amplia difusión comercial. Otras aplicaciones, como el riego por goteo accionado con energía FV. Se están formando otros mercados para ciertas aplicaciones de los sistemas FV, por ejemplo para riego por goteo. Se necesita investigar más otras aplicaciones interesantes, como el control de plagas, el bombeo de aireación para acuicultura y la iluminación para piscicultura y avicultura, para conocer sus posibilidades de difusión. Actualmente dan gran resultado la aplicación de sistemas híbridos de energía FV y diesel o eólica para un suministro más económico de energía a las actividades agrícolas que consumen mayores volúmenes de la misma.

PRINCIPALES APLICACIONES

Las aplicaciones más comunes que nos vamos a encontrar en actividades de desarrollo rural sostenible son las siguientes:
  •  Abrevaderos para el ganado.
  •  Aspersión de cultivos.
  • Bombeo de agua para piscicultura.
  • Bombas de aire para cría de peces y camarones.
  • Bombeo con energía FV (agua potable).
  • Bombeo con energía FV (irrigación).
  • Centros de salud (refrigeración, iluminación, etc.).
  • Cercas eléctricas para gestión del pastoreo.
  • Clínicas veterinarias.
  • Comunicación por radio o teléfono celular.
  • Congeladores.
  • Desalinización de agua.
  • Equipo de oficina (computadoras, etc.).
  • Iluminación de establecimientos turísticos.
  • Iluminación de las calles.
  • Iluminación para aves de corral o ganado.
  • Iluminación para pesca.
  • Iluminación y equipo audiovisual para escuelas y otras instalaciones públicas.
  • Iluminación y ventilación para granjas avícolas, para ampliar la iluminación y aumentar la producción.
  • Iluminación, herramienta eléctrica pequeña para microempresas (talleres de reparación, artesanías).
  • Iluminación, TV, radio, aparatos pequeños para los servicios comerciales (tiendas minoristas, cafés, restaurantes).Iluminación, TV, radio, etc. para uso doméstico.
  • Incubadora de huevos.
  • Irrigación.
  • Lavadora de agua fría.
  • Linternas para control de plagas.
  • Obtención de agua para el ganado.
  • Pequeños talleres rurales: Sastrería, servicios de aparatos electrónicos, joyería, reparación de bicicletas.
  • Purificación del agua con energía FV.
  • Quioscos de publicidad.
  • Refrigeración (doméstica, para tiendas minoristas, productos agrícolas, carne, lácteos, pescado, etc.).
  • Refrigeración de vacunas.
  • Refrigeración para conservación de fruta, leche, carne o pescado.
  • Refrigeración para tiendas minoristas.
  • Servicio veterinario (refrigeración, iluminación, etc.).
  • Servicios turísticos (iluminación, TV, refrigeración de pensiones, hoteles, etc.).
  • Servidor de internet.
  • Telesupervisión (irrigación). 

AUMENTO DE LA PRODUCTIVIDAD EN EL MEDIO RURAL

La energía fotovoltaica en el medio rural supone una mejora significativa en las actividades más comunes. Estas mejoras podemos estimarlas de la siguiente forma:
  • Aumento de la productividad agrícola 35 %
  • Aplicaciones productivas no agrícolas: industria rural y artesanal, servicios comerciales y fomento de pequeños comercios. Ahorro del 40 %
  • Ahorros en servicios sociales y comunales 60 %
  • Ahorros en el hogar del 81 %

REPERCUSIONES DE LOS SISTEMAS FOTOVOLTAICOS

Los beneficios que se obtienen una vez se dispone de energía en el medio rural son muchas las repercusiones positivas. Veamos algunas:
  • Aumento de la productividad y rendimiento.
  • Menor mortalidad.
  • Mejor gestión de los recursos naturales.
  • Más tierras para cultivar.
  • Cosechas múltiples al año.
  • Productos nuevos, más comerciales.
  • Acceso a mercados más lucrativos.
  • El bombeo e irrigación solar permite triplicar o cuadriplicar el rendimiento agrícola.
  • Introducción de cultivos más valiosos.

Bibliografía:

  • Energía solar fotovoltaica para la agricultura y desarrollo rural sostenibles. Documento de Trabajo sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, No 3. FAO, Roma, 2000

Publicar un comentario en la entrada