02 febrero 2012

Ventilación de granjas avícolas (1ª PARTE)




La elevación de la productividad en una explotación agrícola intensiva va a depender sobre todo de las condiciones sanitarias y ambientales.  En este artículo vamos a exponer los factores más importantes que determinan la productividad de estas explotaciones por el condicionante de la ventilación.

Una explotación agrícola ambientalmente controlada es aquella en la que la temperatura, calidad del aire, caudal de aire, e incluso intensidad de luz pueden modificarse por el operador para cumplir un estándar deseado. El objetivo es proporcionar en la medida de lo posible los requerimientos óptimos para la mejor salud de las aves, evitar estrés, y utilizar de la forma más eficiente los alimentos para la producción de huevos. La ventilación es el elemento clave en el control ambiental, y en la mayor parte de los casos la temperatura es el factor ambiental más crítico que debe ser controlado. Así el diseño y la gestión del sistema de ventilación son vitales para alcanzar la producción óptima de huevos al coste más bajo posible.

Los requerimientos de temperatura de las gallinas ponedoras varían con la edad. La temperatura óptima para una mejor producción es típicamente más baja cuando comienzan a poner, se eleva ligeramente hasta que alcanzan la producción pico, se nivelan por algún tiempo y luego caen. Uno de los desafíos de la gestión óptima de la ventilación es seleccionar la temperatura correcta para la situación particular. El siguiente desafío es gestionar el sistema para mantener la temperatura óptima objetiva. Si bien ningún sistema se espera mantenga la temperatura óptima en la granja avícola, el propósito siempre es conseguir acercarnos lo más posible a la temperatura objetivo, eludir fluctuaciones de temperatura de más de unos grados, y mantener la uniformidad de temperatura.

Los sistemas de control ambiental modernos permiten a los operadores un control riguroso de la temperatura, aunque uno de los problemas es alcanzar una buena uniformidad de temperatura en la explotación. Los sistemas de control ambiental modernos permiten a los operadores un control próximo de la temperatura, al menos en promedio. Uno de los problemas actuales es alcanzar una buena uniformidad en el recinto de la explotación avícola. Un limitado número de estudios se han realizado en granjas avícolas comerciales que han mostrado existen diferenciales de temperatura en la anchura del edificio, y también desde el fondo a la parte superior. El modelo y extensión exactos depende de las desviaciones en cada edificio particular, el sistema de control ambiental usado, y el nivel de gestión.

Los diferenciales de temperatura tienen implicaciones económicas importantes porque la temperatura influye ya que los objetivos de ventilación dependen del tamaño del ave y, más importante aún, la ingesta de alimentación. Donde las temperaturas son persistentemente más altas que las deseadas, las aves consumirán menos alimentos y no consumirán los nutrientes necesarios para la mejor producción de huevos. Donde las temperaturas son demasiado bajas, las aves tienden a consumir más alimentos, lo cual incrementa el coste sin mejorar la producción. La estratificación de la temperatura, y las variaciones que acompañan la toma de alimentos, también afecta a la uniformidad del peso del cuerpo. Las aves que se encuentran en regiones más calientes tienden a perder peso corporal y las aves de las regiones más frías tienden a ganar peso. Esto origina diferenciales de alimentación mayores y hace que la gestión sea más difícil debido a que el objetivo de temperatura depende en gran medida del tamaño del ave. No hay forma de proporcionar una temperatura óptima para bandos de aves que varían en tamaño.

Para ilustrar el profundo efecto que la gestión de temperaturas pueden tener en el coste de producción y en los beneficios diríamos que un estudio realizado en Midway mostró los siguientes ratios:
  • La temperatura de la granja inicial fue de 55 º - 85 ºF en la granja convencional y 74 º - 82 ºF en la granja moderna.
  • El consumo de alimento por docena de huevos producido fue de 3,7 lb en las instalaciones convencionales y 3,2 lb en las instalaciones con ventilación mejorada.
  • El coste por docena de huevos fue de $ 0,26825 en la granja vieja y $0,23200 en la granja mejorada. 

TÉCNICAS DE VENTILACIÓN EN EXPLOTACIONES AVÍCOLAS

En los siguientes apartados revisamos los sistemas de ventilación más comúnmente usados en las explotaciones avícolas:

La ventilación natural no permite más que la regulación manual y es difícil dar respuesta a cambios bruscos de temperatura.

Ventilación mecánica: También llamada ventilación dinámica, es la que el movimiento del aire se consigue gracias a ventiladores accionados por un motor. Según la forma en que se introduce el aire, se habla de: 

Ventilación por depresión Ventilación por sobrepresión. En ambos casos el diseño suele basarse en los siguientes principios:
  • El aire limpio debe introducirse por la parte alta con el objeto de que, antes de llegar a los animales, sufra un cierto calentamiento.
  • La extracción del aire viciado debe efectuarse por la parte baja después de pasar sobre las deyecciones y evitando, en lo posible, que este aire se extienda por el recinto.

Ventilación por depresión

 Es el sistema de ventilación más extendido y se basa en provocar una depresión, en el interior del local, fluyendo el aire exterior por las aberturas. El aire viciado se extrae mediante ventiladores instalados en la parte inferior de las paredes o en el extremo de conductos situados debajo del pavimento.

Las ventajas que presenta este sistema de ventilación, son:
  • Velocidad de aire muy baja, a nivel de los animales.
  • Una mayor facilidad para insuflar aire dentro del local, precalentado en invierno cuando exista un cielo raso.
  • Una mejor evacuación de los gases nocivos.
  • Un coste de instalación, generalmente, más reducido.

La ventilación por depresión puede realizarse sin necesidad de instalar conductos.

Ventilación por sobrepresión

Con este sistema se controla la entrada de aire pues, normalmente, el aire se introduce mediante un conducto. No obstante, pueden presentarse problemas en el momento de proyectar las salidas, si se quieren respetar las reglas que se han dado más arriba.

Las ventajas que presenta este sistema de ventilación son:
  • Un mejor control del aire de ventilación.
  • Una independencia mayor respecto a las condiciones ambientales exteriores, principalmente respecto a los vientos imperantes en la región.
  • Posibilidad de tratar el aire de ventilación (calefacción, filtrado, etc.).
  • Mayor facilidad para asegurar una buena repartición del aire dentro del recinto.

Comparación económica de los túneles de ventilación

La selección de los ventiladores más adecuados es una de las decisiones más importantes que debe tomar el productor.
El ventilador de túnel correcto no solamente asegurará el máximo enfriamiento de las aves durante los climas cálidos, sino que también puede disminuir los costes de operación del ventilador en un 25 % o más, dando como resultado ahorros de miles de dólares de ahorro.
Intentar comparar ventiladores de túnales puede parecer una misión casi imposible. En primer lugar tenemos que estimar cuantos ventiladores de cada tipo se requieren para producir el intercambio y velocidad de aire deseado. Seguidamente tenemos que comparar la calificación de eficiencia energética para ver el ventilador más eficiente, no solamente conocer realmente cual es la diferencia en cfm/vatio que ahorraremos cada año. Por último, tendremos que comparar los ventiladores basándonos en su ratio de caudal.
Estas difíciles decisiones deben ser consideradas para estar seguros de lo que vamos a hacer para enfriar las aves cuando en el exterior las temperaturas se aproximen a 40 ºC. Las decisiones apropiadas no deben basarse en comparar túneles de ventilación basándonos solamente en qué ventiladores mueven más aires o cuales son menos caros.
Para comparar diferentes opciones de ventilación recomendamos la siguiente herramienta (ver aquí). Podemos calcular entre diferente número de túneles, velocidad del aire producida y uso de la electricidad.
Publicar un comentario en la entrada