31 julio 2008

Algunas ideas para hacer negocios en tiempos de crisis

Transcribimos un breve artículo que hemos encontrado en la red…

"La idea de que sólo en momentos de máxima bonanza económica todos pueden extraer los máximos beneficios no es cierta, o al menos no del todo. Los emprendedores más avispados son capaces de ver las oportunidades de negocio que surgen en las economías en desaceleración o, cuando menos, detectar las áreas a las que esa circunstancia no afecta. Existen dos preguntas clave para ello. Una, ¿a qué tipo de personas no incumbe una crisis y qué consumen? Otra, ¿qué hacen los ciudadanos a los que afecta una mala situación económica cuando dejan de hacer aquello en lo que antes gastaban su dinero? En la correcta contestación a esas dos preguntas se encuentra el germen de multitud de oportunidades para los negocios. En el primer caso hay dos posibles respuestas. Por un lado, las clases medias y altas con suficientes ingresos continúan con sus prácticas habituales, por lo que todos aquellos negocios relacionados con el "lujo" no popularizado serán rentables. Por otro, cualquier producto o servicio que entre dentro de las denominadas tendencias. Cuando éstas entran por la puerta, los recortes de presupuesto saltan por la ventana. Un ejemplo concreto es el del cuidado personal o el del ocio, al que una gran parte no está dispuesta a renunciar ni siquiera con números rojos en sus balances domésticos. En lo que a la segunda pregunta se refiere, existen también varias respuestas, todas ellas relacionadas con la cobertura de necesidades básicas. Es evidente que el recorte de gastos de una familia pasará en gran parte por las cuestiones más superficiales (con la salvedad de las que conciernen a las tendencias). Y, en otra parte, por la sustitución de unos productos y servicios por otros. En el apartado de la alimentación, los artículos de primera calidad o frescos se presentan como firmes candidatos a ser reemplazados por otros similares menos renombrados, por marcas blancas o por congelados. En este espacio surgen oportunidades empresariales con excelentes perspectivas. Por último, y en materia de las infraestructuras necesarias para la puesta en marcha del negocio una vez definida la idea, también el emprendedor puede encontrar ventajas. Locales comerciales más baratos, profesionales dispuestos a rebajar sus precios en el proceso de acondicionamiento de espacios... En definitiva, toda una serie de ventajas, a las que es necesario añadir las competitivas, para que el potencial empresario sepa ver su oportunidad en el mercado".

Fuente: http://www.emprendiendo.com/

Publicar un comentario