29 julio 2008

Las láminas de policarbonato ayudan a conservar la energía

La importancia de la eficiencia energética en las edificaciones, y el previsible incremento que este sector va a tener en los próximos años, nos lleva a iniciar una nueva sección, dirigida específicamente a divulgar técnicas de mejora térmica en edificios. La casa bioclimática, ya sea de nueva planta o el reacondicionamiento de las existentes, no es un hecho, es ya una necesidad.
Históricamente, nadie se ha preocupado de fomentar el aislamiento térmico de las edificaciones, y ello supone que actualmente el consumo de energía para acondicionamiento energético de los edificios sea muy superior al que se requeriría en edificios pensados para ahorrar energía. Hay mucho camino que recorrer en este campo de la eficiencia energética, tanto en uso residencial como en la industria y todo tipo de instalaciones (cámaras frigoríficas, invernaderos, etc.). En este artículo hablamos de las láminas de policarbonato, un material que por sus excelentes propiedades puede ayudar a reducir el consumo energético de forma altamente significativa, y lo que es mejor, a un coste moderado. Comparado con otros materiales, el policarbonato es un material con propiedades térmicas muy interesantes. Es resistente, ligero, transparente y rígido, lo cual permite su uso para aplicaciones en construcción. De hecho, una de las aplicaciones térmicas más comunes de los policarbonatos ha sido la construcción de invernaderos en climas más o menos rigurosos. Respecto a las láminas de policarbonato standard con el mismo espesor, utilizando policarbonato multicapa, la caída en el consumo energético que puede obtenerse es de hasta un 25 %. Por cada m2 de policarbonato, el ahorro obtenido al año corresponde a aproximadamente 5 litros de gas-oil de calefacción, o 5,5 m3 de gas de calefacción. Podemos calcular en un proyecto cual es el periodo de retorno de estas inversiones de forma bastante sencilla. Las láminas estructurales 5X están disponibles para uso en construcción en espesores que van de 25,32 a 40 mm, con versiones que van desde translúcidas a resistentes al calor. Comparando con las láminas standard disponibles, reducen los niveles de calor interior hasta un 50 % (relativo al grado de penetración de energía), a la vezque mantienen el mismo nivel de exposición a la luz.

Bibliografía: Polycarbonate Sheets Help Conserve Energy. Machine Design. May 2008

Palabras clave: Standard PC sheets

Publicar un comentario