03 julio 2008

La UE dobla su inversión en robótica

La Comisión Europea ha anunciado que doblará su inversión para la investigación europea en el campo de la robótica entre 2007 y 2010. La decisión se hizo pública durante AUTOMATICA 2008, una de las ferias comerciales internacionales más importantes dentro del campo de la robótica y la automatización, que se celebró en Munich (Alemania). Con una financiación de 400 millones de euros, el programa tiene el fin de fomentar las colaboraciones entre el mundo académico y la industria en el campo de la robótica, así como promover ideas y experimentos innovadores. Como parte del programa, se establecerán planes de transferencia de tecnología entre el mundo académico y la industria, permitiendo por ejemplo a los laboratorios de investigación utilizar robots con capacidades industriales para llevar a cabo experimentos a gran escala. Los conocimientos científicos obtenidos se pondrán a disposición de las empresas participantes. Gracias a que cerca de un tercio de todos los robots industriales se fabrica en Europa, ésta ha logrado mantener su posición de fuerza en los robots industriales y la automatización. Lo cual no significa que Europa pueda dormirse en los laureles. Con el fin de fortalecer su posición, la Comisión Europea insta a la industria a aunar sus esfuerzos en la producción de componentes decisivos para Europa, tales como engranajes, para hacer frente a la competencia asiática y evitar la dependencia estratégica en otras regiones del mundo. Los robots de servicios se emplean en muchos sectores y diversas aplicaciones, desde el reparto de mercancías y la limpieza de vehículos hasta diversos usos en la agricultura, la medicina, etc. La robótica y la automatización también pueden tener otros efectos beneficiosos en varios sectores. Por ejemplo, pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de garantizar la sostenibilidad de la cadena de producción minimizando el despilfarro de los recursos. Además, pueden servir de ayuda ante el envejecimiento de los europeos, al compensar la reducción de la mano de obra disponible.

Fuente: Cordis

Publicar un comentario