07 julio 2008

Una visión de la economía de Venezuela

Quien suscribe este artículo viajó a Venezuela en diciembre de 1995 y nada más llegar viví una anécdota que nos puede dar una idea de la situación que vivía el país. Al llegar a Maiquetía y cambiar cien dólares por bolívares, el cambista depositó un gran fajo de billetes en el mostrador. Aquel mismo día el bolívar se había devaluado nada menos que un 50 %. Pero la sensación de riqueza duró pocos días, porque en aquel tiempo la inflación era próxima al 50 %
Venezuela es uno de los países que se han beneficiado del cambio en las reglas del juego. El petróleo barato, junto con una gran desorganización y corrupción, hicieron que durante los años 80 y 90 Venezuela atravesase un periodo oscuro e incierto. Pero todo cambió cuando el petróleo empezó a subir de precio, y aunque la desorganización y corrupción seguían siendo las mismas, lo cierto es que el país entró en un periodo caracterizado por una enorme liquidez en las cuentas públicas. Este no es un blog político, y no valoraremos la peculiar situación en la que se embarcó Venezuela tras la llegada al poder de su actual presidente, Hugo Chaves.
Si nos centramos en la situación puramente económica, lo más destacable e increíble es la volatilidad del Producto Interior Bruto venezolano. El año 1999 marca el inicio de la nueva tendencia económica caracterizada por la disminución de la inflación a cifras próximas al 10 %. Los años siguientes se caracterizaron por un nuevo incremento de la inflación y escaso crecimiento del PIB, cuando no recesión intensa, pero las cosas cambiaron en 2004. En efecto, ese año el incremento del precio del petróleo hizo crecer el PIB casi al 20 %!!!. En los años siguientes continuó la tendencia, y la inflación parecía contenerse, fueron años de una extraordinaria prosperidad para Venezuela ¡ya era hora! Pero cuidado, las cosas han vuelto a cambiar bruscamente, y los datos anualizados del PIB apuntan a que este año el PIB de Venezuela puede quedarse en un raquítico 5 %. Decimos raquítico porque la tendencia de los precios del petróleo sigue siendo alcista. El petróleo venezolano no es de la mejor calidad, pues es pesado y sulfuroso, pero así y todo se ha vendido a 120 dólares el barril. La culpable del cambio de ciclo es la tan temida inflación, cuyos últimos datos indican que puede acabar el año por encima del 30 %
Hugo Chaves se ha percatado de la situación y este mismo mes ya se ha reunido con la flor y la nata de la industria y finanzas del país. El propósito es tratar de reactivar la producción a toda costa. La oferta del presidente ha sido créditos baratos y joint ventures con el estado. El precio de los alimentos se está disparando en Venezuela en los últimos meses, y ello está golpeando con dureza a las capas de la población inferiores, que son las que apoyan al actual gobierno. Una de las causas que se mencionan para explicar la actual situación es que en Venezuela no se dan las condiciones adecuadas para apoyar el incremento de la producción. Otra de las medidas aplicadas por Chaves en el último mes ha sido la subida de tipos de interés, una estrategia impopular pero necesaria para frenar la inflación.

Bibliografía: A funny way to beat inflation. The Economist June 21st 2008.

Publicar un comentario