24 julio 2008

Por fin una buena noticia: El crecimiento de la producción industrial española es el cuarto del mundo

No es ninguna broma, son datos extraídos del análisis "Economic and financial indicators" que ha publicado The Economist el día 5 de julio de este mes. He de reconocer que tuve que leer la tabla varias veces, pero el dato está ahí, la producción industrial española creció el 11,3 %. Este dato, así en frío, no dice mucho; y probablemente por eso la noticia se haya escapado a todos los medios económicos españoles, e incluso al propio gobierno, necesitado como está de buenas noticias económicas. Sin embargo, cuando comparamos esta cifra con el resto del mundo si salta la noticia: "El crecimiento de la producción industrial española es actualmente el cuarto del mundo". Los datos que da The Economist se refieren a los 42 países más importantes del mundo, por lo cual la muestra es más que concluyente, ya que en el resto del mundo la industria es prácticamente testimonial. El análisis que podemos hacer de esta tabla es más que interesante pues nos puede dar una idea clara de cómo está la industria global.
Tan solo cinco países tienen un crecimiento superior al 10 %, y entre ellos España es el cuarto. El país que más crece sigue siendo la locomotora china que alcanza la cota del 16 %. Muy de cerca está Israel (14,1) donde parece claro que sus inversiones en "high tech" están dando más que buen resultado. Seguidamente está un país del este, la República Checa (12,2 %) y después España. Entre los que más crecen el último es Tailandia con un crecimiento del 10,5 %. Respecto a los países en los que se la industria se está destruyendo destaca Singapur, con una caída del 12,8 %. Posteriormente va Venezuela (-7,9), donde la industria del petróleo parece no revitalizar al sector, y ello sin duda se debe a una inflación fuera de control (supera ya el 30 %). Sorprenden las caídas del 4,5 en Canadá, 4,4 en Noruega y Hong Kong y también el descenso del 2,4 % en una economía emergente, Chile. Seguidamente viene Bélgica (-1,3) y después Estados Unidos donde la industria está estancada (-0,1 %).
La conclusión más interesante de estos datos es que la industria española no parece estar siendo demasiado afectada por el descalabro del sector de la construcción, al menos de momento. Hay que tener en cuenta que mucha industria auxiliar de la construcción está cayendo con fuerza, por lo que debe haber sectores industriales que disfrutan de un dinamismo inusitado. En época de crisis lo que hay que hacer es apoyar a los sectores que pueden "tirar del carro" y salvar al país, como es el sector industrial, y no empecinarse en ayudar a los que se están hundiendo sin remedio. Lo que está claro es que el sector industrial es uno de los más dinámicos y probablemente tenga capacidad para absorber una gran parte del tejido productivo que se ha destruido en el sector de la construcción.
Publicar un comentario