01 julio 2008

Almacenamiento de calor utilizando sal fundida

Si bien su uso está ya muy extendido, la tecnología solar sufre la limitación de las tecnologías renovables: Su perfil de operación no es predecible como consecuencia de las variaciones climáticas. Sin embargo, es posible usar las propiedades de alta eficiencia de la sal fundida para transferir el calor como medio de almacenamiento. Esta tecnología aísla la producción de electricidad de la volatilidad del clima y, lo que es más interesante, ofrece la capacidad de suministrar tanta electricidad como sea necesario sin requerir el uso de medios complementarios como el gas natural. Esta tecnología es una de las denominadas de "energía solar de concentración" (CSP). El proceso consiste en un receptor central y un bucle de sal fundida.

El almacenamiento térmico está considerado como el futuro de las energías renovables, ya que al contrario que las fuentes de energía renovable convencionales ofrece el valor añadido de poder almacenar la energía y utilizarla en función del perfil de carga del mercado. Una planta puede diseñarse, por ejemplo, para maximizar la producción de electricidad durante un periodo de demanda pico o continuar produciendo electricidad después de la caída del sol. La energía puede colectarse al atardecer, pero la electricidad puede producirse seis horas después, con lo que se cubren las necesidades de energía nocturnas.

La energía solar térmica utiliza una torre de energía que genera potencia a partir de la energía del sol, dirigiendo la energía a un intercambiador de calor central montado en la torre. Mediante una serie de espejos denominados heliostatos, la energía solar se refleja en el receptor. La sal fundida se usa como medio de almacenamiento de la energía efectivo.

Más información aquí.

Bibiliografía: Storing the Sun: Molten Salt Provides Highly Efficient Thermal Storage. Renewable Energy World. June 2008

Publicar un comentario