30 junio 2008

Energía descentralizada para comunidades remotas

Volvemos a abordar el tópico de la utilización de energía en comunidades remotas mediante proyectos de electrificación local y renovables. Se trata de un segmento del sector energético que previsiblemente va a desarrollarse de manera intensa en los próximos años. Por una parte, la población que vive en comunidades remotas es aún muy elevada, ya que aún carecen de electricidad 1300 millones de personas. Por otra parte, el aprovecho de recursos en lugares alejados se ha encarecido mucho como consecuencia de los costes de la energía. En primer lugar tenemos el coste de las infraestructuras, pero también es elevado el coste de distribución, y las pérdidas son también grandes en las largas distancias.
Actualmente están ya disponibles un buen número de aplicaciones renovables que son utilizables tanto conectadas a las redes de distribución como aisladas. En las áreas rurales estas aplicaciones son una solución fácil para incrementar los niveles de electrificación, ya que debido a lo remoto de sus ubicaciones y los bajos niveles de población, hace que la ampliación de la red de distribución no sea factible. Las instalaciones de generación de pequeña potencia, hoy disponibles en casi todas las tecnologías, facilitan el desarrollo de pequeños proyectos de electrificación que sin embargo pueden producir energía para miles de personas. Las tecnologías más interesantes son las siguientes: minicentrales hidroeléctricas, instalaciones fotovoltaicas, minicentrales de biomasa, generadores eólicos o sistemas mixtos (complementados con generadores diesel por ejemplo).
Entre las principales ventajas de las energías renovables en proyectos de electrificación de comunidades remotas, está el que con estas tecnologías se aprovechan los recursos naturales de las poblaciones indígenas. Lo que hemos dicho en otros artículos respecto a los países desarrollados es aplicable aquí con más razón aún. Pongamos un ejemplo, una gran central hidroeléctrica en la cuenca del Amazonas, además de un efecto muy nocivo para el medio ambiente, no genera ningún tipo de beneficio para las comunidades de la región donde se ubica. La central es explotada por una gran empresa y el número de personas que trabajan en la central es mínimo. Sin embargo, si producimos la misma energía mediante centrales de biomasa, miles de personas deben participar en la recolección de la biomasa y su transporte a las centrales. Nos referimos siempre a una recolección sostenible de biomasa excedentaria, lo cual asimismo previene la transformación del bosque tropical en áreas de cultivo. Es decir, la recolección de biomasa en régimen extensivo es una forma sostenible de explotar el bosque tropical, y a la vez se crea riqueza en las comunidades que habitan el territorio.
La estandarización y modularidad de todas estas tecnologías proporciona un alto grado de flexibilidad para adaptarse a las diferentes localizaciones y condiciones ambientales y al mismo tiempo permite que la tecnología instalada pueda incrementar su capacidad cuando aumenta la demanda.
Los sistemas de generación de energía utilizando diesel como combustibles son una de las opciones menos recomendables, especialmente por los elevados costes de operación que ha ocasionado el incremento en el coste del petróleo, pero también los costes de mantenimiento, el elevado ruido, y las dificultades para obtener combustible en muchas áreas.
Muchas tecnologías de energía renovable se usan extensamente en comunidades rurales para diferentes aplicaciones: Uso doméstico, iluminación pública, telefonía, internet, refrigeración de medicinas, irrigación y purificación de agua, preservación y secado de alimentos, procesado de cultivos, etc. El bombeo de agua utilizando energía solar y los sistemas híbridos de electrificación de pueblos son otro ejemplo. Veamos a continuación las características esenciales de algunas aplicaciones comunes.
  • Tecnología solar para bombeo de agua: La gran ventaja de la energía solar es que un panel fotovoltaico está produciendo energía de manera continuada y además sin coste alguno. Por ello, en países donde la disponibilidad de sol es elevada podremos estar extrayendo agua durante gran parte del día. En vez de bombear grandes caudales durante un corto periodo de tiempo, el bombeo solar nos proporcionará un caudal más pequeño pero durante muchas horas al día. Las posibilidades de obtener agua potable para abastecer comunidades remotas son infinitas, ya que según datos de la ONU, más de 1.200 millones de personas no tienen acceso a agua segura y 2.600 millones viven sin acceso a agua en condiciones sanitarias aceptables. Millones de mujeres y niños se ven obligados a emplear muchas horas del día caminando para obtener agua, restringiendo sus oportunidades para realizar otro tipo de tareas productivas. La naturaleza modular de los generadores PV significa que estas instalaciones pueden rediseñarse para cubrir el incremento de la demanda, y también permiten ser trasladados entre distintos sitios con relativa facilidad. Esta tecnología es altamente eficiente y cubre aplicaciones que van desde 500 a 1500 m3/día.
  • Sistemas híbridos de energía para electrificación de pueblos. Los sistemas híbridos combinan fuentes de energía renovables con generadores GLP/diesel. Estos sistemas capturan lo mejor de cada fuente de energía y pueden proporcionar electricidad de calidad en un rango de potencias que va de varios kilovatios a cientos de kilovatios. Esta combinación de tecnologías puede usarse en un amplio rango de aplicaciones. Como ejemplo podemos mencionar la electrificación de pueblos, soluciones de energía profesional tales como estaciones de telecomunicaciones y dependencias de emergencia en hospitales. También tienen utilidad como apoyo a la red pública de distribución en caso de cortes de suministro. Cuando se utilizan en comunidades rurales aportan fiabilidad al suministro eléctrico y permite el acceso a servicios esenciales tales como iluminación, refrigeración, educación, comunicación y servicios de salud.

Los nuevos mercados para las energías descentralizadas:

Los países en desarrollo presentan enormes oportunidades para el desarrollo de energías descentralizadas. En muchas regiones es posible encontrar áreas con capacidad para producir energías descentralizadas en grandes potencias. Hay también demanda local de energía, pero falta el capital para realizar la inversión inicial. No olvidemos que este tipo de energías exigen siempre una inversión inicial bastante considerable. El este de África, por ejemplo, alberga enormes posibilidades para generar energía eólica, debido a sus condiciones climáticas favorables. África y el sudeste de Asia tienen abundante potencial sin explotar para producir energía a partir de pequeñas centrales hidroeléctricas, y de esta forma cubrir la demanda rural a partir de pequeños ríos. Respecto a la energía solar, África tiene un tremendo potencial, y existe demanda comercial para proporcionar electricidad rural en África subsahariana y el norte de África.

Algunos países con gran potencial para producir energías descentralizadas están ya invirtiendo con intensidad. Entre ellos, uno de los más destacables es el caso de China. Pero son muchos los países que ya están trabajando en este campo. Por ejemplo, Sri Lanka ha electrificado 900 hogares con pequeñas centrales hidroeléctricas y 20.000 utilizando energía solar fotovoltaica. El boom de la electrificación rural que se vivió en Europa en la primera mitad del siglo XX está teniendo lugar ahora en muchos países, pero en esta ocasión la solución ha venido de la mano de las energías alternativas. En India, otro programa similar electrificó 2200 pueblos. En India se ha lanzado también un programa de electrificación basado en la biomasa a pequeña escala, y ya se han instalado sistemas de gasificación con una potencia total de 70 Mw para generar electricidad con destino al mundo rural. Otro ejemplo lo tenemos en Filipinas, donde hay ya más de 130 sistemas de agua potable basados en la energía solar fotovoltaica, y 120 sistemas de telecomunicaciones, con una capacidad promedio de 1 kW cada uno.
Recientes estimaciones calculan que el mercado de los sistemas fotovoltaicos para electrificar el mundo rural está creciendo a un ritmo del 15% anual, y el mercado potencial estimado es de 30 veces el mercado actual. La inversión privada en la electrificación del mundo rural en países emergentes presenta unas oportunidades de negocio muy importantes. De hecho, se está estimulando la inversión en este campo en diversos países. Sin embargo, es muy importante avanzar en las regulaciones que faciliten este tipo de inversiones y en la seguridad jurídica de los inversores.

Bibliografía:

Rural electrification and renewables descentralized energy for remote communities. Cogeneration & On-Site Power. March-April 2008

Publicar un comentario