17 junio 2008

Una lección para los políticos…Las causas del milagro chino

Muchos piensan que el despegar de China como potencia económica mundial se debe a su gran abundancia de mano de obra de bajo coste, pero este no es el único motivo. De hecho, son muchos los países con mano de obra ilimitada a un coste bastante inferior al de China. En este artículo analizamos las zonas económicas especiales y los parques empresariales que China impulsó a partir de 1978. En ellos veremos algunas de las claves que han permitido a China pasar de una economía casi medieval a un imperio económico que amenaza con eclipsar a las economías occidentales más pujantes, China lanzó su estrategia “Open Door” en 1978, como un experimento social. Hasta entonces, la revolución de Mao había traído no pocos dolores de cabeza, pero la China cuasi colonial de la primera mitad del siglo XX estaba preparada para embarcarse en un desarrollo económico con pocos precedentes en la historia. Open Door fue diseñado como un experimento para ensayar la eficacia de las reformas económicas orientadas al mercado, pero siempre dentro de un escenario controlado. Las claves de las reformas políticas que propiciaron la revolución económica china son las siguientes:
  • A comienzos de 1978, el gobierno central chino implementó una serie de valientes medidas diseñadas a abrir su economía para captar inversión extranjera y mejorar el standard de vida de sus ciudadanos.
  • Las autoridades chinas decidieron no abrir toda la economía simultáneamente, sino que designaron para el experimetno cuatro ciudades costeras, las denominadas zonas económicas especiales (SEZs) – estas ciudades son las precursoras del acual sistema de parques industriales nacionales.
  • Varios años más tarde, las autoridades chinas crearon 14 parques industriales, oficialmente designados Zonas de Desarrollo Tecnológico y Económico (ETDZs). Posteriormente se aumentó el número de ETDZs hasta alcanzar el número de 54.
  • Las empresas extranjeras que se establecían sus operaciones en estas zonas eran beneficiadas con taxas reducidas y disponibilidad para repatriar los beneficios de capital. Las importaciones de materias primas y mercancías destinadas a ser incorporadas a productos de exportación quedaban libres de impuestos. También se eliminaron las tasas de exportación y se redujeron los costes de licencias para vender en el mercado chino.
  • Las SEZs y ETDZs en si mismas disfrutaron de una gran autonomía política y económica. Por ejemplo, se les permitió negociar con empresas extranjeras la obtención de beneficios adicionales, como el precio del suelo a bajo coste y la dotación de infraestructuras.
  • Las reformas económicas basadasen el libre mercado tuvieron éxito en China, y las estructuras SEZs y ETDZS tuvieron un papel principal.

Bibliografía: China´s Special Economic Zones and National Indutrial Parks – Door Openers to Economic Reform. ProLogis Research Bulletin. Spring 2008

Publicar un comentario