25 junio 2008

Turbinas de gas de ciclo abierto en Sudáfrica

El año pasado comenzó a funcionar en Sudáfrica una nueva planta generadora con turbinas de gas de ciclo abierto. El proyecto está incluido dentro de un plan destinado a aumentar la capacidad de generación a partir de fuentes fiables de electricidad. Este proyecto es un ejemplo más de la tecnología de vanguardia que está implantando Sudáfrica, un país con un crecimiento promedio del 5 % desde la desaparición del apartheit a mediados de los años 90. Sudáfrica es el país más avanzado de África, y como tal necesita energía, mucha energía. Dentro del plan de potenciación de la construcción de centrales generadoras, se incluyeron dos plantas de turbinas de gas de ciclo abierto (tecnología OCGT). La potencia suministrada por estas plantas es considerable, ya que añaden 1000 MW a la red. Para seleccionar el sitio idóneo donde construir las centrales se identificaron inicialmente siete sitios potenciales en la provincia del cabo. Finalmente se eligieron dos localizaciones, Atlantis Industrial Area y Mossel Bay. Las principales razones para elegir estas ubicaciones fueron la existencia de infraestructuras en las inmediaciones, lo cual significaba una menor inversión en el desarrollo del lugar. Las turbinas elegidas son las diseñadas por Siemens, con una potencia unitaria de 150 MW cada una, y utilizando como combustible queroseno. Posteriormente se aprobó aumentar la potencia de estas centrales hasta alcanzar una capacidad de 2100 MW. El incremento de la capacidad de este tipo de centrales es sencillo, y se realiza incorporando nuevas turbinas de 150 MW. Este tipo de plantas tienen como principal ventaja su flexibilidad en el arranque, lo cual permite su utilización en los momentos pico de demanda por la mañana y por la noche. Esta es la gran ventaja de este tipo de centrales, su capacidad para absorber los picos. Ello conlleva que realmente estén trabajando poco tiempo, pero evitan la construcción de un mayor número de centrales menos flexibles. Estas centrales se arrancarán nada menos que 520 veces al día, algo impensable en las plantas convencionales. Se trata de un auténtico desafío puesto que tantos arranques originan tensiones térmicas que hacen disminuir la vida útil de la central. Las turbinas SGT5-2000E son muy convenientes para trabajar en aplicaciones de demanda pico debido a la baja temperatura de admisión en la turbina.

Bibliografía: Opening the way to feeding South Africa´s hunger for electricity. Power Engineering International April 2008

Palabras clave: Cycle gas turbine technology

Publicar un comentario