17 junio 2008

Comienza la carrera por las máquinas híbridas

Cualquier empresa debería plantearse seriamente su consumo de combustible, pues hoy por hoy quizás sea la forma más efectiva, rápida y sencilla de mejorar su productividad. El petróleo está llamando a las puertas de los 140 dólares, y este sobrecoste, hablamos de un 40 % de incremento en tres meses y medio, se está deslizando en nuestro sistema productivo y nuestra productividad se ve afectada sin que nos demos cuenta. Entre las muchas medidas que en todo el mundo se están tomando para adaptarnos a la nueva situación, podemos mencionar el desarrollo de máquinas híbridas. Ya hemos hablado en varia ocasiones de los automóviles híbridos, que pese a su coste pueden ser una realidad en poco tiempo; y en esta ocasión abordamos el estudio de lo que se está haciendo para disminuir el coste del combustible en otro tipo de máquinas. En la década de petróleo barato que acabamos de pasar, nadie se preocupaba del consumo de las máquinas automotrices. Son pocos los tractores agrícolas que veremos con potencias de menos de 100 C.V., pues quien adquiría un vehículo se iba a potencias superiores a 150, o incluso 200 C.V, independientemente de que se necesitase o no en la explotación a la que iba destinado. En otras industrias que utilizan máquinas automotrices de gran consumo los devoradores de combustible son también la norma: Bulldozers, palas cargadoras, excavadoras, grandes monstruos devoradores de combustible cuyo uso en muchos casos tiene difícil justificación. ¿Podemos, por ejemplo, imaginarnos lo que consume un vehículo de cadena arrastrándose por terreno agreste? Máquinas del sector de la construcción y la industria extractiva han dejado de ser competitivas, y es preferible mover y utilizar un vehículo más pequeño a mover estas moles. Pero otro movimiento está despertando con fuerza, y es el de las máquinas automotrices híbridas, y está siendo en Japón donde esta novedosa idea está tomando fuerza. Pensemos que en una industria extractiva normalmente vamos a comprar kilovatios en media tensión, cuyo coste es bastante asequible, y las máquinas pueden usarse a turnos regulares que permiten su reposo periódico para ser cargadas sus baterías. Komatsu Ltd, el segundo fabricante más grande del mundo, ha lanzado este mes una excavadora hidráulica híbrida, combinando unmotor diesel convencional con un condensador, que permite almacenar energía. Una excavadora de 20 toneladas – muy versátil por lo tanto – que consumeun 25 % menos de energía que los modelos convencionales. Pero los grandes rivales de Komatsu están poniéndose las pilas (nunca mejor dicho), y ya están trabajando en el desarrollo de vehículos parecidos: Caterpillar Inc, Vovo AB, Hitachi Construction Machinery Co y Sumitomo Heavy Industries Ltd.
Publicar un comentario