26 junio 2008

Integración del software de calibración con CMMS

En la calidad de los productos fabricados es vital que los mismos se adapten a las especificaciones del cliente. Para ello, la calibración de los equipos de fabricación y de los sistemas de control de calidad es una prioridad fundamental. Si conseguimos fabricar de forma fiable estaremos accediendo a segmentos de mercado más elevados, y por lo tanto más fructíferos. En este artículo hablaremos de la integración del software de calibración con los sistemas CMMS (sistemas de gestión del mantenimiento), una estrategia moderna que permite el tratamiento único de dos actividades esenciales en toda planta industrial.

El mantenimiento de la planta industrial – que incluye principalmente equipos de líneas de producción, calderas, hornos, máquinas para propósitos especiales, sistemas de transporte y bombas hidráulicas – es una actividad crítica para cualquier compañía. El mantenimiento es asimismo más importante cuando más lo sea la complejidad y valor de los equipos de procesos, así como en aquellos casos en los que una parada no controlada puede resultar muy perjudicial. Por todo ello, las compañías implementan cada vez con más frecuencia los sistemas CMMS computerizados, una tecnología de última generación que nos ayudará a ahorrar tiempo y dinero. En la industria de procesos, una parte pequeña pero crítica de la compañía, se dedica a actividades de calibración e instrumentación. Pare este perfil de empresas, Beamex, ha desarrollado el software CMX, probado desde hace tiempo en sectores como el farmacéutico, químico, nuclear, procesado de metales, papel, aceite y gas. Las compañías necesitan tener certeza de que sus sensores de temperatura, transductores de presión, medidores de caudal, etc., están trabajando dentro de las tolerancias especificadas. En caso de fallo de estos equipos, como poco perderemos calidad en el producto, y en muchos casos las consecuencias serán desastrosas. CMX Beamex ayuda a las empresas a documentar, programar, planificar, analizar y optimizar sus calibraciones. Asimismo, mediante comunicación sin hilos entre calibradores smart y CMX las compañías tienen la capacidad de automatizar procedimientos de calibración predefinidos. Esto significa que la jerarquía de planta puede ordenar simultáneamente el mantenimiento y calibración de los equipos. Tras ejecutarse los trabajos de calibración, los resultados son enviados al sistema CMMS

El último desarrollo de Beamex consiste en la capacidad para integrar los sistemas CMX

Bibliografía: Integrating calibration software with CMMS. Calibration World 01-2008

Palabras clave: Maintenance management system (CMMS)

Publicar un comentario