22 junio 2008

El oro podría subir a 5.000 dólares la onza

Según Bloomberg, el oro podría subir hasta alcanzar los 5000 $ la onza, ya que los inversores están tratando de protegerse de la aceleración de la inflación. Estas previsiones proceden de Schroder Investment Management Ltd., entidad que ve como la gente empieza a desesperarse al no encontrar donde invertir su dinero y para colmo la inflación no para de acelerarse. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, dos tercios de la población mundial tiene que convivir con una inflación de dos dígitos, y ello hace que los “nuevos ricos” de muchos países estén buscando el oro como refugio. Los tipos de interés reales son negativos en casi todos los países con inflación de dos dígitos, lo cual hace que invertir en renta fija de unos resultados penosos. Por otra parte, el suministro de nuevo oro se ha hundido a niveles del año 1937, ya que las reservas están vacías y pocos suministros nuevos de oro se están encontrando. Los fondos de inversión convencionales están obteniendo últimamente rendimientos negativos, o muy negativos. No es de extrañar por ello el impulso de los fondos referenciados a las materias primas. Además del oro, puede invertirse en otras materias primas, incluyendo aluminio, cobre, mineral de hierro, zinc y uranio. En nuestra opinión, lo más destacable de este artículo no es que suba el oro, sino que el oro nos está dando más pistas sobre la peligrosa tendencia que la inflación tiene a nivel global. En países deficitarios en materias primas, la inflación sube porque son muy sensibles al incremento de los precios de las mismas, y porque los bancos centrales están viendo obstáculos a la subida de tipos de interés. Si bien subir tipos de interés es una medida impopular, e incluso catastrófica para los segmentos de la población que sufren un alto endeudamiento, lo cierto es que se considera la medida más efectiva para luchar contra la inflación. Respecto a los países emergentes, cuyas economías registran crecimientos sin precedentes, también están fallando en contener la inflación y las subidas de tipos están siendo muy limitadas. Cierto es que algunos países están tomando medidas efectivas contra la inflación, para lo cual están aplicando tipos oficiales acordes al incremento de los precios: Sudáfrica (11,50 %), Nueva Zelanda (8,25 %), Australia (7,25 %). Sin embargo, las economías desarrolladas más amenazadas por la inflación se han visto obligadas a bajar los tipos, creando un escenario realmente peligroso. El caso más evidente es el de USA, donde los recortes agresivos recortaron los tipos hasta el 2 %
Publicar un comentario