04 agosto 2008

China comienza a recuperar aguas contaminadas: El proyecto de Zhejiang

Las posibilidades de inversión en China son enormes, siempre que podamos producir productos o prestar servicios de calidad y alta eficiencia, pues son estos los que más carece el país. China es insuperable en capacidad de producción masiva, pero no es tan competitiva en productos avanzados. Las técnicas de tratamiento de agua, probablemente un sector donde hay posibilidades en China, pues su tecnología no es fácil si pretendemos ser altamente eficientes.
China ha alcanzado un extraordinario crecimiento económico en los últimos veinte años, reduciendo la pobreza y elevando el nivel de vida de su población. Sin embargo, el rápido crecimiento ha dañado su medio ambiente y la salud de su población. La industrialización y urbanización ha incrementado la polución del agua y causado severos problemas de suministro en las aguas subterráneas y superficiales, especialmente en comunidades rurales.
La provincia de Zhejiang representa una de las muchas regiones que sufren escasez de agua. Durante décadas, los turistas de todo el mundo han visitado la provincia de Zhejiang, localizada en la costa sureste de China. Esta región, antiguamente disfrutaba de aguas limpias, que se han convertido en cloacales por el vertido de aguas residuales, pesticidas y fertilizantes. El agua de la región no suele ser apta para el consumo humano, con los problemas que ello conlleva. El problema sanitario que se ha creado en China es de una magnitud colosal, pues sólo en esta región el treinta por ciento de sus 35 millones de habitantes no tienen acceso a agua limpia. Consecuentemente, estos diez millones de personas de comunidades rurales deben beber agua sin tratar procedente de ríos, lagos, charcas y fuentes. El agua tiene mal sabor y está poniendo en grave riesgo a la población.
Hoy en día, el 20 por ciento de los ríos de la provincia están calificados como severamente contaminados. Ante esta situación, el gobierno de la región ha reaccionado sus inversiones superan ya los 2.400 millones de dólares en tratamiento de agua. El objetivo es que todos los habitantes tengan acceso al agua potable en 2012. La planta de agua de Zhejiang Chixi Hangfeng es uno de los componentes principales de esta iniciativa. Esta planta, construida por BlueStar Water Treatment Co., Ltd, se localiza en la pequeña ciudad de Chixi, situada 400 km al sur de Shanghai. Esta planta es la de mayor tamaño en China que utiliza sistemas de ultrafiltración (UF) y ósmosis inversa para la producción de agua potable. La planta de Zhejian tiene una capacidad total de 1200 m3/h.
China está dando pasos fundamentales en el tremendo esfuerzo requerido para dar acceso a agua potable a su población, un reto tecnológico difícil dado la magnitud del problema y el mal estado de sus recursos hídricos. Será necesario trabajar en la depuración de aguas contaminadas, y más aún en la prevención de la contaminación. China se ha dado cuenta tarde de que la prevención de la contaminación no es una reivindicación ecologista, sino que es una cuestión de supervivencia. En el proyecto de Zhejian, el agua está contaminada y además mezclada con agua salobre, por lo que es imprescindible la tecnología de ósmosis inversa y ultra microfiltración avanzada. Para el tratamiento de ósmosis inversa, en la planta se instalaron 192 elementos de ósmosis inversa KMS TFC8832-575. Estos elementos utilizan membranas de poliamida con compuestos en forma de film. El rechazo de sal con alcanzado con ósmosis inversa alcanza los 99,5 %. Uno de los principales beneficios de la ósmosis inversa cuando se compara con métodos convencionales de desalinización de agua como el intercambio iónico es la reducción de los costes de eliminación de residuos y reducción de productos químicos asociados a la regeneración de las resinas de intercambio iónico.
Los sistemas KMS son competitivos en costes en comparación con las operaciones de pre-tratamiento de agua convencionales y requieren comparativamente menos espacio y menores costes laborales, químicos, y de eliminación de residuos. El uso de cartuchos UF de gran diámetro con miles de fibras huecas pueden empaquetar un área de superficie de membranas bastante grande en una superficie pequeña, contribuyendo a que el sistema sea compacto y ocupe menos espacio en la planta.
Bibliografía: Water & Wastewater International. August 2005.
Palabras clave: Ultrafiltration (UF), reverse osmosis (RO).
Publicar un comentario