19 agosto 2008

Cómo el dinero barato originó la guerra de Georgia

El fin de la era de dinero barato es sin duda el fenómeno macroeconómico que más está incidiendo en el crecimiento de las empresas, es un hecho evidente, pero sus repercusiones son mayores, y algunas inesperadas. Por ejemplo, el fin de la era de dinero barato y la guerra de Georgia no parecen tener a priori una conexión directa, pero sin embargo están relacionadas.
El dinero barato nos dio muchas cosas, incluyendo una burbuja inmobiliaria global, y una deuda multimillonaria para los consumidores. Otra tendencia observable fue el sabor por las nuevas inversiones exóticas, desde fondos del gobierno iraquí a oscuros derivados.
Todas estas tendencias fueron el resultado de una disminución de la aversión al riesgo. Los inversores creían que los bancos centrales, capitaneados por Alan Greenspan, tenían ahora el control de la economía global. Pronto se olvidaron de la anterior burbuja, la puntocom. La globalización aseguraría que el crecimiento económico continuaría siempre. Casi todo el mundo creía que los tipos de interés elevados eran ya un recuerdo del pasado y que los bancos centrales no permitirían nuevamente escenarios de tipos altos. Los inversores eran cada vez más valientes, y se concentraban enteramente en los beneficios, más que en el riesgo, y nació un nuevo perfil de inversores, cuya denominación nació de alguien que trabajaba en Goldman Sachs. A este tipo de inversores valientes que sólo conocían enormes beneficios en poco tiempo, se les empezó a llamar los Brics.
Jim O´Neill, de Goldman Sachs, acuñó el término en 2003, a partir de los acrónimos de Brasil, Rusia, India y China, y predijo grandes cosas para estos cuatro países. Poco tiempo antes, poca gente invertía en esos países, donde reinaba la inestabilidad y los beneficios eran siempre dudosos.

¿Por qué prosperaron los BRICs?

Jim O´Neill no se equivocaba, los BRICs se beneficiaron de un crecimiento económico sin precedentes. Brasil y Rusia crecieron con intensidad gracias al incremento de los precios de las materias primas, China inundó el mundo de productos de todo tipo espoleado por el boom de consumo que los créditos baratos habían propiciado en Estados Unidos. El crecimiento de la India se basó especialmente en el outsourcing de servicios, especialmente los relacionados con las tecnologías de la información y las comunicaciones. Pero estos factores no hubiesen sido suficientes para explicar el crecimiento experimentado por estos países. Los bajos tipos de interés hicieron saltar las alarmas en los ahorradores, que veían como sus retornos eran cada vez más bajos. Como resultado, más y más dinero buscaba nuevas oportunidades de inversión, y ello provocó el aumento del rendimiento de todos los activos principales. Ello estimuló a muchos inversores, particularmente los más arriesgadso a buscar nuevos productos como los hedge funds, en áreas de inversión incluso más extravagantes.

Desaparece el temor al riesgo

El riesgo parecía haber desaparecido, especialmente el riesgo político, ya que más y más mercados abrían las puertas al inversor y parecían cada vez más seguros. Poco importaba que regímenes totalitarios como el de China fuesen ahora los receptores de inversión, las economías occidentales parecían haberlo olvidado. Los comunistas nunca alentaron la propiedad privada, pero ahora todo parecía haber cambiado, ahora estábamos en una economía globalizada y todos los gobiernos se esforzaban en atraer inversores extranjeros.

¿Por qué China y Rusia son ahora mercados muy arriesgados para los inversores?

El dinero parece haber desaparecido de la noche a la mañana, las ingentes cantidades de dinero que hace unos años se movían de un lado a otro ahora se han esfumado, o lo que es peor, se han transformado en pesadas deudas que lastran las economías a niveles micro y macro. La subida de los tipos de interés ha permitido que en monedas fuertes puedan obtenerse buenos retornos sin riesgo, y repentinamente han aparecido nuevos riesgos políticos. Este cambio de tendencia es una mala noticia para las economías emergentes, y resulta también preocupante para los países BRICs. De hecho, todos ellos han recibido duros golpes este año en sus mercados bursátiles. Los golpes más duros se los vienen llevando China y Rusia, pero Brasil e India no están libres de problemas. India en particular tiene una frágil democracia, terribles infraestructuras y corrupción crónica. Pese a ello, Brasil e India son países en los que se cree en la democracia, por lo que el riesgo de perturbaciones sociales especialmente peligrosas son comparativamente bajas.

En China, el riesgo de un levantamiento civil es más alto. Los problemas económicos tienden a generar revueltas. Buena muestra de ello es que las trágicas manifestaciones de la plaza de Tiananmen ocurrieron en un periodo de alta inflación. China se está enfrentando a problemas crecientes, ya hablaremos en todoproductividad de ellos. Pero entre los países peligrosos para los inversores, merece destacarse Rusia. Los problemas sociales están aumentando y el ruso de la calle parece añorar los viejos días de gloria. Rusia se levantó de la bancarrota de los 90 gracias al incremento espectacular de los precios del petróleo; China creció fabricando cosas para los consumidores norteamericanos; Brasil por su abundancia en materias primas; y la India por disponer de una brillante masa trabajadora a bajo coste. Todo ello está bajo amenaza por la desaceleración económica mundial, y probablemente el precio del petróleo es el factor más afectado. Moneyweek apuesta en su artículo por un descenso del precio del petróleo de manera continuada, y ello perjudicará mucho a Rusia. Según el artículo, los pasos dados en Georgia no son más que una cortina de humo para ocultar lo que está ocurriendo en Rusia. ¿Qué ocurre con Estados Unidos? Las arcas del gigante norteamericano están limpias como consecuencia de los enormes gastos de la guerra de Irak, USA no tiene dinero. De ahí que la colisión con Rusia de los últimos días quede en nada, América no tiene capacidad para aumentar la tensión en otros frentes.

¿Es momento de tomar beneficios en Rusia?

Los países BRIC se han desarrollado gracias a la inversión extranjera, pero los inversores ven ahora Rusia como un lugar tumultuoso. Las inversiones podrían salir de Rusia, aunque aún no lo han hecho.

Bibliografía: How the cheap money era led to the war in Georgia – Moneyweek, Tuesday 12th August 2008).

Publicar un comentario