25 agosto 2008

Perspectivas de inversión en Perú

Comenzamos un nuevo artículo dirigido a explicar los pros y los contras de invertir en países emergentes, y esta vez hemos elegido Perú, un país interesante al que ya dedicamos nuestra atención el pasado mes de mayo, y para ello volvemos a recurrir a los IFC Reports.
La irrupción de Perú en el panorama económico internacional comenzó a fraguarse en los 90, cuando comenzó un programa de reformas de económicas que permitieron su desarrollo económico. Entre otras reformas, destacamos quizás su sistema legal, uno de los más avanzados de Latinoamérica. El crecimiento económico del país ha sido sostenido en los últimos años, manteniéndose en unas tasas del 7 %, muy elevadas para los valores habituales en Europa, lo cual nos da una idea de las oportunidades de negocio que están surgiendo en numerosos ámbitos y actividades económicas. Respecto a la posibilidad de producir bienes con destino a los mercados estadounidenses, destacamos que Perú también tiene firmado un acuerdo de libre comercio, por lo cual son aplicables las ventajas expuestas para la República Dominicana.

Inversiones en energía:

Las inversiones en energía han sido cuantiosas estos últimos años en Perú, ya que en paralelo al crecimiento económico del país se han invertido 6.000 millones de dólares, fundamentalmente en plantas térmicas e hidroeléctricas, y en remodelar las antiguas plantas de combustibles fósiles para permitirles el uso de gas natural. El sistema eléctrico nacional ha pasado de cubrir el 45 % al 76 %. Dadas las necesidades y el tamaño del país, aún son grandes las oportunidades para inversores interesados en instalar plantas de generación. La demanda de energía en Perú está creciendo a un ritmo imparable del 10 % anual. Perú dispone de vastas reservas de gas natural, por lo que el uso de este combustible es prioritario.

Productos agrícolas

Perú es un país montañoso y costero, lo cual genera un elevado gradiente climatológico y ello permite cultivas todo tipo de productos: Espárragos, pimientos, alcachofas, etc. El buen clima comercial desarrollado desde los años 90 ha propiciado un incremento exponencial de las exportaciones de un buen número de productos agrícolas, los cuales se han dirigido casi mayoritariamente el mercado de Estados Unidos. Algunos productos, como el espárrago blanco, han conseguido alcanzar con éxito los mercados europeos. El potencial del sector agrícola de Perú es muy interesante para los inversores, ya que se estima que solamente el 5 % de la tierra cultivable del país está siendo aprovechada. Grandes regiones del Perú tienen clima mediterráneo, por lo que son susceptibles de cultivarse productos para los cuales los mercados europeos son receptivos.

Actividad minera

El incremento de los precios de las materias primas ha beneficiado enormemente a un país con tradición minera como Perú, donde existen explotaciones de zinc, cobre, plomo, plata, oro, etc.

Publicar un comentario