09 febrero 2012

El mercado de Energy harvesting para sensores inalámbricos asciende ya a 1,6 millones de unidades en 2011




El mercado de energy harvesters alcanzó los US$ 700 millones, con la mayoría del valor hacia aplicaciones electrónicas de consumo, donde energy se han usado alguna vez. Aproximadamente 1,6 millones de energy harvesters se han usado en sensores inalámbricos en 2011, dando como resultado $ 13,75 millones empleados en el segmento de mercado. En 2012 se espera un fuerte incremento de las aplicaciones industriales, donde se alcanzará una cifra de negocio de US$ 140 millones en 2017.  Las redes de sensores inalámbricas alcanzarán la cifra de US $ 140 millones en 2017. Las redes de sensores inalámbricas alcanzarán los US $ 200 millones con aplicaciones aeroespaciales/militares a medida.

El volumen de harvesters vendidos en cada uno de los segmentos de mercado variará significativamente debido a las diferentes especificaciones de potencia para cada harvester en cada segmento de mercado. Por ejemplo, las aplicaciones aeroespaciales y militares supondrán aproximadamente 70.000 unidades de harversters de alto valor en 2017, mientras que las aplicaciones industriales alcanzarán sobre 40 millones de unidades.

En los próximos años se espera la emergencia y crecimiento de nuevos mercados que impulsarán la adopción y demanda para las soluciones energy harvesting. Las redes de sensores llevarán a la realización de implementación de soluciones de energy harvesting, que son especialmente interesantes en ambientes donde no se permite el uso de baterías.

Una de las tecnologías que vienen emergiendo es el uso de generadores termoeléctricos en la industria de automoción. Este segmento de mercado que ha atraído la atención de los fabricantes de automoción, promete un rango de vehículos que estarán disponibles con sistemas de recuperación de calor integrándolos en los próximos años.

Otra de las aplicaciones emergentes son los sensores de la compañía MicroStrain, cuya tecnología es un interesante ejemplo del control de vibraciones, satisfaciendo las necesidades de aplicaciones de nichos con soluciones hechas a mano a medida y harvesters de vibraciones completamente integrados.

Otros ejemplos interesantes de dispositivos completamente integrados son los sensores inalámbricos ofrecidos por las tecnologías KFC. Son opciones harvesting multi-modal, junto con gestión de la energía, todas completamente integradas en dispositivos de supervisión de vibraciones que pueden ser reacondicionados para equipos de operación existentes. El coste total de estas soluciones es mucho más bajo que intrincadas soluciones disponibles de los integradores de sistemas.

Bibliografía: Energy Harvesting for Wireless Sensors: 1,6 Million Units in 2011. Where Next?. Ecnmag February 2012
Palabras clave: Thermoelectric generators
Publicar un comentario