24 febrero 2012

Transporte de medicamentos refrigerados a lugares remotos



La energía solar cada vez permite un mayor número de aplicaciones y crea enormes posibilidades desarrollo en  lugares donde las condiciones ambientales extremas o la ausencia de comunicaciones terrestres dificultan el progreso. La caída del precio de los paneles fotovoltaicos y el desarrollo de todo tipo de tecnologías de eficiencia energética ha propiciado que cada vez existan más soluciones económicas para resolver problemas hasta ahora insalvables.

Uno de los problemas graves en muchas regiones remotas es la imposibilidad de envío de medicamentos refrigerados, lo cual encarece enormemente la atención médica y muchas personas sufren graves enfermedades que no se pueden tratar.

El envío de pequeñas unidades refrigeradas a cualquier remoto sin necesidad de energía es ya una realidad factible y económica, disminuyendo incluso los costes en lugares de gran dificultad logística como los desiertos. En las regiones de alta radiación solar la energía fotovoltaica consigue grandes resultados y es factible la producción de frío con muy poca superficie de captación.

Un ejemplo bien interesante es el que se está llevando a cabo desde hace un par de años en comunidades rurales de Kenia y Etiopía. Las comunidades nómadas usan camellos para acceder a las clínicas remotas de los distritos de Laikipia y Samburu, lugares aislados sin carreteras. Una solución encontrada para el transporte de medicinas y vacunas refrigeradas ha sido el uso de los camellos con minirefrigeradores impulsados por energía solar.

Bibliografía: Solar-Powered Camel Clinics Carry Medicine Across The Desert. December 2009. Impactlab.
Publicar un comentario en la entrada