02 abril 2011

Bajando costes en Mini-grids híbridos para electrificación rural (4ª PARTE)




MODELOS DE NEGOCIO PARA MINI-GRIDS RURALES

La definición y del modelo de negocio más apropiado para la electrificación rural es un desafío. Más especificamente, el criterio a usar en estas clasificaciones es crucial. Es muy importante comprender la forma de determinar la responsabilidad específica para las operaciones y el mantenimiento del sistema. Veamos cuales son los modelos comunes de explotación de estos sistemas:

.
Modelo basado en la comunidad

La gestión de mini-grid basado en la comunidad ocurre si un mini-grid en áreas aisladas no atrae los intereses del sector privado o las distribuidoras. Los modelos basados en la comunidad son modelos muy comunes usados en países en desarrollo, ya que el interés del sector privado o las distribuidoras queda limitado. En Latinoamérica, muchos pequeños suministradores legales tienen el estatus legal de cooperativas mientras que algunos de los sistemas de tamaño medio son propiedad de los ayuntamientos. En China, la propiedad queda frecuentemente a nivel de pueblo.

En realidad, en muchos países, el modelo de la comunidad es la única opción en áreas remotas.  Comparado con otras alternativas, los propietarios y gestores de la cooperativa tienen una organización basada en la comunidad y son también consumidores. Tienen por tanto un fuerte interés en la calidad del servicio y una presencia real para gestionarla. Las organizaciones basadas en la comunidad incrementan la auto-suficiencia y auto-gobernanza y a menudo son más eficientes que el suministro de las distribuidoras.

El principal problema existente en estos proyectos es que la comunidad carece de personal experimentado para las instalaciones y el mantenimiento.

Otro problema que surge en estos proyectos es que si no existen medios para medir o limitar los consumos individuales surgen conflictos dentro de la comunidad.

Modelo basado en el sector privado

Otra posibilidad es el uso de mini-grids manejadas por el sector privado, a menudo con apoyo gubernamental pero a veces también son espontáneos.

Sin embargo, dada la situación de la mayoría de las áreas rurales en los países en desarrollo, el sector privado no puede generalmente acceder a construir un sistema y/o servir a las poblaciones rurales sin alguna forma de apoyo financiero. Las experiencias en la mayoría de los países en desarrollo muestran que puede ser bastante difícil encontrar compañías interesadas en licitar concensiones de electrificación en el medio rural. Por lo tanto, el interés de estos tipos de proyectos usualmente vienen de las compañías privadas locales más pequeñas, que tienden a tener una pericia técnica y recursos financieros más limitados.

El modelo basado en distribuidoras

Según el Banco Mundial, las distribuidoras son las principales impulsoras de la electrificación rural en los países en desarrollo. La ventaja principal de esta aproximación es que la responsabilidad primaria queda en una parte experimentada con recursos financieros y capacidades técnicas suficientes para implementar y gestionar el proyecto. Sin embargo, las mini-grids no son actualmente una prioridad para las compañías distribuidoras en los países en desarrollo.

Modelos de negocio híbrido

Los modelos híbridos combinan diferentes aproximaciones para beneficiarse de cada uno de los modelos anteriores. Pueden por tanto ser bastante diversos, tendiendo a adpotar diferentes tipos de contratos de mantenimiento y combinan diferentes estructuras de propiedad.

Operación y mantenimiento

Varios problemas existen con respecto a la financiación de las renovables y mini grids. Una de ellas es la cuestión relativa a la operación y mantenimiento a largo plazo. Los equipos de generación y distribución deben ser regularmente mantenidos para operar con eficiencia y cumplir la vida útil esperado. Una buena norma es que los costes de operación y mantenimiento estarían entre 1/8 y 1/30 de los costes de capital sobre una base anual. La vida útil de un mini-grid se considera entre 20 - 30 años, pero puede ser superior a 50 años con mantenimiento apropiado.

La operación y mantenimiento tienen que ser planificados cuidadosamente en cualquier proyecto de desarrollo empresarial e integrarse en la estructura del proyecto, además del esquema de financiación.

Bbibliografía: Hybrid mini-grids for rural electrification: Lessons learned. USAID.
Publicar un comentario en la entrada