23 abril 2011

Los fondos de inversión sobre materias primas baten records en 2011



La importante demanda de materias primas que venimos estudiando desde 2010 se ha trasladado al mundo de los fondos de inversión. El diario Expansión nos habla hoy del boom que están experimentando últimamente los productos de inversión centrados en este tipo de activos. Por el interés de nuestro blogs en estos temas reproducimos casi literalmente lo publicado por dicho diario.

El boom experimentado por las materias primas en los últimos tiempos no han pasado inadvertidos para los inversores. Los ETP, fondos cotizados que invierten en estos activos, han alcanzado en 2011 sus máximos históricos patrimoniales tras un primer trimestre de vértigo.
Estos productos captaron 3.500 millones de dólares (2.401,3 millones de euros) en los tres primeros meses de 2011, hasta situarse en un patrimonio de 174.000 millones de dólares. Esta cifra se ha duplicado en apenas un año, ante el interés de los inversores por cubrirse de la inflación y la posibilidad de aprovechar movimientos especulativos como los acontecidos tras los conflictos en el Norte de África y Oriente Medio.
 “Algunos inversores están usando los fondos cotizados sobre materias primas como una forma directa de proteger sus carteras ante el fuerte aumento de la inflación en los precios de los alimentos y la energía”, asegura Nicholas Brooks, director de análisis y estrategia de ETF Securities.
Desde que empezó 2011, el petróleo se ha disparado un 30%, hasta los 123 dólares por barril en los que cotizaba ayer el Brent, referencia en Europa;el oro ha escalado un 6%, hasta cotizar por encima de los 1.500 dólares por onza; y la plata se ha revalorizado casi un 50%.
En el caso de los metales preciosos, otro factor se suma a los catalizadores para su revalorización:la condición de activo refugio, que hace que los inversores lo adquieran ante el temor a lo que pueda ocurrir con la crisis de la deuda soberana o las revueltas del Norte de África.
Gran parte de los flujos de entrada en fondos cotizados ha llegado a los de materias primas agrícolas, que atrajeron 2.000 millones de dólares en el primer trimestre. La escasez de inventarios de estas materias primas ha captado el interés inversor.
Los expertos aconsejan revisar bien el producto a través del que se invierte en estos activos. Aunque los riesgos son limitados, muchos de estos fondos cotizados consiguen su exposición a las materias primas invirtiendo en derivados. Algo que añade un riesgo adicional al de la propia inversión: el riesgo emisor.
Junto a los ETP, también está la posibilidad de apostar por las materias primas a través de fondos tradicionales. Estos productos pueden acceder a este mercado bien invirtiendo en futuros cotizados sobre el activo en cuestión, bien a través de compañías cotizadas del sector.
Robin Batchelor, gestor del BGF Energy Fund, de BlackRock, asegura que los argumentos a favor de invertir en el sector energético a largo plazo siguen siendo atractivos. En opinión de Batchelor, el mercado no está apreciando la capacidad de beneficios de este sector.

Fuente: Expansión
Publicar un comentario