04 abril 2011

El petróleo en máximos por la guerra de Libia



El petróleo ha subido a máximos no conocidos en los últimos treinta meses y el principal motivo ha sido que los datos económicos de China alimentan la esperanza de una creciente demanda del mayor consumidor del mundo. Las últimas proezas de los combatientes leales a Muamar Gadafi haciendo retroceder a los rebeldes de las áreas clave en el este de Libia han hecho el resto. Por ambos motivos tenemos el Brent ya a 116,89 %, un valor que comienza a pesar seriamente en la competitividad empresarial. Los futuros Brent se cotizan aún más altos y se cierran negociaciones a 117,70 dólares el barril. La demanda en Japón aún no está teniendo incidencia porque el país está demasiado ocupado luchando contra la catástrofe nuclear. En cualquier caso las previsiones apuntan todas hacia un crecimiento sostenido en los precios en las próximas semanas. Analicemos algunos datos más que están teniendo influencia en los precios del petróleo.


El 1 de abril, el crudo para entrega en mayo subió a 107,65 dólares el barril en transacciones electrónicas en el New York Mercantile Exchange, el precio más alto para el próximo mes desde el 26 de septiembre de 2008.  El contrato subió 2,45 dólares el 31 de marzo a 106,72 dólares el barril.

Los informes sugieren que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está produciendo menos petróleo de lo previsto.  Según una encuesta de Bloomberg, el total de producción de la OPEP promedió 29,02 millones de barriles en marzo.

"Esto es 363 mil barriles menos que en febrero y la media diaria de producción más baja desde septiembre. La producción extra de Arabia Saudita no ha cubierto la pérdida de casi 1,0 millones de barriles de petróleo libio. Siempre hay un gran signo de interrogación sobre exactamente cuánto y con qué rapidez, Arabia Saudita puede aumentar su producción de petróleo.

Tampoco parece que Riad esté dispuesta a bombear más petróleo y correr el riesgo de golpear los precios del petróleo con demasiada dureza. Parece claro que en Arabia, y por lo tanto en la OPEP, las prioridades han cambiado como resultado de los acontecimientos de los últimos meses.  Arabia Saudita ya ha priorizado un precio promedio del petróleo para adaptarse a los principales clientes de la OPEP en el oeste.  Pero, desde el inicio de los disturbios en el norte de África y Medio Oriente Arabia Saudita ya ha elevado los gastos sociales en un esfuerzo por contener el contagio.
 Es probable que tenga que volver a hacerlo.  Eso significa que el presupuesto del Reino necesitará que el barril cueste unos $ 100 el barril para equilibrar el presupuesto. Esa es la nueva prioridad, a la que Rusia se adapta muy bien.

A principios de la semana pasada, el ministro de Petróleo iraní Masoud Mir Kazemi, dijo que la OPEP no necesita tener una reunión extraordinaria para abordar el mercado energético actual. La Agencia Internacional de Energía dijo que había otros factores como la transparencia de los datos dentro de los mercados de energía que están en juego en la volatilidad del precio del petróleo. Sin embargo.  Irán ocupa la presidencia rotativa de la OPEP. La próxima reunión ordinaria en junio.

Bibliografía: Libya boost oil up further. New Europe 3 April 2011
Publicar un comentario