15 febrero 2011

África y los nuevos mercados para la energía solar en detalle (2ª PARTE)





Por suerte para los africanos también hay una gran necesidad en la industria la industria fotovoltaica de invertir agresivamente en el desarrollo de los mercados de energía solar y ello va a conseguir agilizar bastante la implantación de estas tecnologías en el continente.

Los mercados para los pequeños sistemas fuera de la red, aquellos por debajo de 100 Wp, son a nuestro parecer el segmento por el que habría que empezar.

Dentro de los éxitos de la fotovoltaica en África podríamos poner como ejemplo a Kenia. El enfoque keniata son los sistemas pequeños - con exclusión de los sistemas comerciales más grandes o conectados a la red. El mercado keniata ha ascendido ya hasta 1,5 MW y está dominado por las pequeñas instalaciones. Pero el mercado se está estancando.

Los esfuerzos continuos por parte de grupos de ayuda para desarrollar las ventas en los "mercados de la pobreza" es probable que aumenten la profundidad y la accesibilidad de los pequeños sistemas de iluminación. Sin embargo, esto no va a construir un mercado con un 20 MW/año solar, que es la demanda que anhelan las grandes empresas de suministro fotovoltaico.

Además de la electrificación, las redes aisladas incluyen mercados de aislada tales como telecomunicaciones, el turismo, los negocios y el bombeo. También existe mercado para instalaciones conectadas a red.

África no es sólo un mercado de la pobreza y, a largo plazo, la clase media y los grupos comerciales hacen mucho para desarrollar el mercado fototoltaico.
 
El enfoque de la ayuda al desarrollo

La implantación de soluciones fotovoltaicas en los proyectos de ayuda al desarrollo ha llevado a muchos tomadores de decisiones en África a creer que la energía solar es algo pensado para ayudar a los pobres.

Demasiada gente piensa de África en términos de desesperados sin poder sin dinero en efectivo, pero están muy equivocados. Aparte de una elevada radiación solar, el sector agrícola del continente está creciendo al igual que sus exportaciones de minerales. En algunas zonas, África tiene también grandes proyectos de construcción, cada vez más atascos de tráfico a medida que las ventas de automóviles aumentan rápidamente. La energía es cada vez más escasa y las compañías distribuidoras luchan para satisfacer la demanda en espiral. Donde hay dinero y escasez de energía - hay un mercado para la energía solar.

El mercado fotovoltaico proyecto multi-megavatios está llegando a África, pero todavía no es apreciable.

Los desarrolladores, financieros, empresas de energía solar y los gobiernos quieren empujar nuevos mercados en África. Pero la mayoría está pensando en grande, demasiado grande por el actual estado de subdesarrollo de los mercados. Por ejemplo, una entidad financiera de desarrollo de proyectos fotovoltaicos en los países africanos, estaba dispuesta a escuchar ideas para la innovación en África, pero no para discutir proyectos por debajo de 1 MW.

En un continente donde el mayor sistema instalado es de 250 kW (Kigali, Ruanda), construir 1 MW puede ser un gran reto. A pesar de que la paridad de red se encuentra cerca de varios países, fuera de Sudáfrica, el tipo de primas de las tarifas y los incentivos necesarios a escala megavatio no son viables. Pero el primer paso es adquirir experiencia.

Debido a que la electricidad puede ser poco fiable, las personas que en las ciudades africanas requieren energía continua, están dispuestas a pagar más para garantizar su abastecimiento. Ahí tenemos buenas oportunidades para la energía solar.

Los africanos formados instalarán energía solar por las mismas razones que los ciudadanos en el Norte - porque es limpia y silenciosa, reduce las emisiones de carbono, es moderna y agradable estéticamente.

Una ventaja que tiene la energía fotovoltaica para su implantación en África es que no influye la economía de escala en la capacidad de generación. No importa si una instalación fotovoltaica es de 10 kW o 1 MW 1, los costes son básicamente los mismos. Esto es muy importante porque permite iniciar pequeños proyectos que ayuden a adquirir experiencia en su gestión y disminuyen los costes de financiación porque podemos dosificar las inversiones. Miles de instalaciones fotovoltaicas dispersas tienen tanto sentido como una sola planta grande y esto es muy importante en países extensos como los africanos. La energía fotovoltaica no es tan competitiva como otras como la eólica y es por ello que las políticas públicas no las van a considerar entre sus prioridades. Pero para los consumidores privados si presenta una serie de ventajas que no se obtienen con otro tipo de energías: permiten invertir de forma escalable y facilitan al usuario mucha mayor seguridad en la disponibilidad de energía.

Si es importante el desarrollo de políticas que permitan al usuario inyectar la energía en la red en vez de almacenar el excedente en una batería.

Entre los beneficios de la energía solar, destacamos también que en África, la versatilidad y funcionalidad de las soluciones de energía solar son tan importantes como el coste por kWh.

PV se puede implementar de forma descentralizada donde hay espacio disponible. La financiación también pueden realizarse de forma descentralizada. Los mismos clientes que compran su propio generador y la batería pueden considerar invertir en la energía solar como una alternativa a los cortes de energía eléctrica cada vez más frecuentes.

El papel de la Industria

En las últimas dos décadas, el mercado fotovoltaico ha crecido a tasas de dos dígitos en el Norte. El trabajo de construcción de los mercados de energía solar en África se ha dejado a las ONG y los organismos de ayuda tales como la ONU, el Banco Mundial y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Pocos gobiernos africanos han defendido PV, y la mayoría de las empresas que tenían oficinas en África se han ido. Esto tiene que cambiar. Pero las cosas han cambiado pues el precio de la energía no deja de aumentar y el uso de generadores a base de petróleo no deja de hacer perder competitividad a sus usuarios.

Con más recursos solares que en cualquier otro lugar del mundo, con economías en constante crecimiento, y con una escasez masiva de la energía, los mercados en África están maduras. Pero África necesita emprendedores locales que sepan convencer a los compradores y explicar la revolución energética que tuvo lugar en la década de 1990 en Europa.

Bibliografía: A solar strategy for Africa. Renewable Energy World Magazine. November - December 2010
Publicar un comentario en la entrada