10 febrero 2011

Algunos datos interesantes sobre China y su poder energético




La nueva revolución energética que se prepara puede detectarse fácilmente con tan solo ir a una gasolinera. Llenar el depósito de un automóvil un poquito grande cuesta hoy en día en España más de 75 euros. Estos precios históricamente altos están transformando sin que nos demos cuenta todos los estudios de rentabilidad de las diferentes fuentes de energía, haciendo aparecer nuevas oportunidades de negocio que están por explorar y condicionando severamente la rentabilidad de muchas instalaciones existentes. Uno de los principales responsables de la aparición de tan excitantes cambios es el gran coloso asiático. Es por ello importante estudiar en profundidad los cambios que están aconteciendo en el sector energético de China y ello nos ayudará a conocer cosas bien interesantes. Vamos a tratar de hablar algo sobre ello.
La demanda china de energía crece con una voracidad nunca vista y en gran arte ello se debe a que como en tantos países emergentes ocurre la energía se usa de forma ineficiente. Un buen ejemplo de ello son las calderas ineficientes, cuya capacidad instalada en China se estima sobrepasaría los 900 millones de kW – 900 GW – en 2010.  La adición masiva  de energía hidroeléctrica y térmica en China ha hecho que su capacidad se haya ido revisando hacia arriba en los últimos cinco años. China casi ha doblado en 2010 las proyecciones que se hicieron en 2006, y este último año acabó con una capacidad instalada de 560 GW.
El crecimiento de las redes de distribución de energía eléctrica en China ha sido realmente asombroso. A mediados de 2009 las redes de distribución chinas se expandieron hasta los 375000 kilómetros, superando el record que ostentaba Estados Unidos. Las nuevas redes son también las más sofisticadas y eficientes del mundo.
Cuatro líneas de ultra alto voltaje (UHV), alcanzando los 6000 km, han sido construidas o están en construcción. Las líneas UHV trabajan con voltajes superiores a 800 kV. En China se ha completado ya un circuito de 1000 kV AC, y se están construyendo tres circuitos de 800 kV DC. Tan solo en 2010 se inició la construcción de 70 GW, incluyendo 45 GW de proyectos de energía térmica.
Además de la generación convencional, China ha comenzado a construir 23 centrales nucleares, y tiene más de 30 en proyecto.
El crecimiento de la energía eólica también está siendo espectacular y la capacidad total alcanza ya los 26 GW, y tan solo en 2009 se añadieron 14 GW.
Las inversiones en energía que están teniendo lugar en China son masivas. Según datos de China Electricity Council, US $ 110.670 millones de dólares se han destinado para incrementar la capacidad de generación.
El desarrollo del sector eléctrico chino está directamente relacionado con el boom de la economía del país. El país más poblado del mundo tuvo un consumo per cápita de energía anual de 2332 kWh en 2007. Este consumo es cinco veces inferior al de Estados Unidos (13652 kWh), casi tres veces inferior al de Corea del Sur (8502 kWh), Japón (8474 kWh) y Rusia (6317 kWh).
Pero esto es sólo el principio, pues en 20 años China doblará su consumo de energía (8472 TWh) y su capacidad de generación se elevará a 1775 GW – similar al consumo actual de Estados Unidos y la Unión Europea juntos.
Bibliografía: China: A World Powerhouse. Power vol. 154. Nº 7. July 2010
Palabras clave:  Ultra-high-voltage (UHV)
Publicar un comentario en la entrada