22 julio 2009

Eficiencia energética en distribución de alimentos


Mucho hemos hablado en Todoproductividad de eficiencia energética, y más aún lo haremos en el futuro. El motivo es que al menos en este blog, y pese a la campaña mediática que los grandes lobbies del sector llevan a cabo de manera permanente, la conclusión que cada día parece más clara es que solucionar el problema energético no consiste en apoyar la construcción de grandes infraestructuras energéticas, sino en estimular la eficiencia energética y la generación distribuida.


Se requiere el un cambio profundo de mentalidad y se abren grandes campos de acción para la ingeniería y actividades asociadas. En este artículo, vamos a analizar con cierta profundidad uno de los estudios llevados a cabo por NREL (National Renewable Energy Laboratory), en los que se demuestra que pueden conseguirse ahorros espectaculares si conseguimos implementar actividades de eficiencia energética.

El trabajo que analizamos hoy ha estudiado el potencial de ahorro energético en el sector de la distribución de productos alimenticios, y en él se demuestra que el potencial de ahorro en esta actividad puede alcanzar el 50 %.
.
Metodología

Para estudiar las interacciones entre subsistemas en los edificios, NREL utilizó EnergyPlus, una herramienta de predicción. El concepto que se utilizó en los modelos se denomina medidas de diseño energético (energy design measures, o EDMs). Los EDMs entran en las siguientes categorías:
  • Tecnologías de iluminación: Densidad de energía de iluminación reducida (lighting power density o LPD), controles de ocupación, y controles de iluminación diurna.
  • Cargas en proceso y tomacorrientes: Densidad reducida.
  • Ventanaje: Cantidades y tipos de vidrios de fachada y claraboyas; voladizos.
  • Calefacción, ventilación y aire acondicionado: Equipamiento de alta eficiencia y ventiladores, economizadores, ventiladores con control de la demanda (demand control ventilación o DCV), ventiladores de recuperación de energía (energy recovery ventilators o ERVs), y enfriadores evaporativos indirectos.
  • Cerramientos: Aislamiento de cerramientos opacos, barreras de aire, y vestíbulos.
  • Equipos de refrigeración: Carcasas refrigeradas de alta eficiencia y condensadores evaporativos.
  • Generación: Generación de electricidad fotovoltaica.
Resultados

Los resultados obtenidos en el estudio de NREL muestran que puede alcanzarse un ahorro energético del 50 % de una forma efectiva en costes. En todos los lugares estudiados excepto en Miami pueden cumplirse los objetivos sin generación de electricidad fotovoltaica. Las siguientes medidas de diseño fueron recomendadas en todos los casos:
  • Reducir LPD en un 40 % y usar sensores de ocupación en zonas de almacenaje seco y oficinas.
  • Instalar ventiladores eficientes en las unidades de ventilación, aire acondicionado y calefacción de azoteas.
  • Sustituir los expositores de helados y comida congelada por modelos con puertas verticales eficientes con descongelador de gas caliente.
  • Sustituir los expositores de productos lácteos y delicia por modelos eficientes con puertas verticales.
Bibliografía:

  • E.T. Hale, D.L. Macumber, N.L. Long, B.T. Griffith, K.S. Benne, S.D. Pless, and P.A. Torcellini. Technical Support Document: Development of the Advanced Energy Design Guide for Grocery Stores—50% Energy Savings. Technical Report. NREL/TP-550-42829. September 2008.
Palabras clave: Indirect evaporative cooling,
Publicar un comentario