17 julio 2009

Aumenta el interés por la energía termosolar

Si bien la tecnología de torre térmica solar se conoce desde los 70, hasta la fecha sólo una planta genera energía comercialmente. Abengoa Solar´s 11-MW PS10 tower, una planta conectada en Andalucía desde principios de 2007. Debido a que esta tecnología depende del calor de la energía solar que se refleja en una estructura de espejos (heliostatos) hacia el receptor montado en una torre, estas instalaciones tienden a ser específicas del sitio, caras, y de alto mantenimiento.
Según cuenta Agengoa en su sitio web, una de las mayores dificultades es el control del campo de 624 heliostatos. Los heliostatos son paneles verticales que cada uno mide 120 m2, y deben ser protegidos de los fuertes vientos, que pueden dañar su integridad estructural. Si no se enfocan apropiadamente, pueden dañar el receptor. Si están sucios pueden reducir la ya baja eficiencia total (15,45 %) del sistema.
Pese a las dificultades, Abengoa y otras entidades en varios países consideran la tecnología factible y fiable. Abengoa inaugurará en pocos meses una segunda planta de generación, la PS20, en unos terrenos adyacentes a la PS10. Como la PS10, la PS20 usará agua como fluido de operación, obteniendo 55 MWt de vapor saturado a 250 ºC que hará girar una turbina generadora de electricidad. Esta nueva planta usará 1255 heliostatos, y se espera produzca 20 MW de potencia.
Varios proyectos más se encuentran en el horizonte. BrightSource Energy, comenzará este año a construir la primera de las tres fases de Ivanpah Solar Power Complex, que generará 400 Mw en el desierto Mojave, California. Las primeras dos fases requerirán la instalación de 100.000 heliostatos, la planta completa ocupará un área de 3.900 acres.
La compañía española SENER, está construyendo en Andalucía una planta de 17 Mw, con un campo de espejos que medirá 298.000 metros cuadrados. Esa planta entrará en operación en 2011 y usará sal fundida a 565 ºC para transferir el calor.
La tecnología de sal fundida fue desarrollada mediante un proyecto piloto por el Departamento de Energía de USA en los 90. Este método dará a la planta española una ventaja de almacenamiento de 647 MWh (permitiendo 15 horas de carga de turbina).
Más recientemente, la firma alemana Kraftanlagen München está completando la construcción de una torre de potencia, un proyecto de 1,5 MWe basado en el efecto volumétrico para incrementar la eficiencia.
Naciones como Namibia, Marruecos e India están esperando un ensayo australiano para una tecnología de torre solar que usa una corriente de aire ascendente en forma de chimenea para impulsar las turbinas y tiene la capacidad potencial de unos 400 MW. Esta tecnología se basa en el prototipo español Manzaneres de 50 kw, que ha estado operativo durante 7 años.
Incluso China ha entrado en el juego. La China Academia of Science ha diseñado y va a empezar a construir una torre solar en 2010. El proyecto Dahan tiene un coste de 14,6 millones de dólares y su potencia es de 1 Mw. Comprenderá 100 heliostatos curvados para concentrar la radiación en una torre de 100 metros de altura, usando agua como fluido de transferencia de calor. La planta difiere en dos cuestiones respecto a las tecnologías existentes. En primer lugar, tiene un sistema de almacenaje térmico en dos etapas: Un depósito de almacenaje a alta temperatura usará “aceite conductor” para producir vapor sobrecalentado mientras un segundo depósito a baja temperatura aguas abajo usará vapor como medio de almacenaje para producir valor saturado. En segundo lugar, para hacer completo uso de la tierra en la planta, será posible cultivar el suelo bajo los heliostatos.
Bibliografía: Interest in Solar Tower Technology Rising. Power May 2009
Palabras clave: Thermal tower technology, molten salt technology
Publicar un comentario