28 julio 2009

Los pobres ante la crisis global

El colapso del Lehman Brothers marcó el inicio del desplome del sistema financiero internacional, la crisis de la economía mundial originó un desequilibrio de las cuentas de resultados de que los bancos. Cayeron los exportaciones, se iniciaron las bancarrotas masivas la sombra del desempleo apareció en occidente. En los países pobres la crisis financiera se manifestó en forma de expectativas de hambre. Los informes de las Naciones Unidas (ver aquí) están dando ya las primeras estimaciones de cómo la crisis está dañando al grupo de personas más afectado por crash: los pobres. Entre 1990 y 2007, el número de personas que pasan hambre se elevó en 80 millones, y eso ocurrió en un periodo de fuerte expansión económica. Sólo en 2008, 40 millones de personas se incorporaron a las que pasan hambre. La mitad son niños. El número de niños que pasa hambre habitualmente se elevará hasta 125 millones en 2010. Según el banco mundial, entre 200000 y 400000 niños mueren al año por alimentación insuficiente. La recesión se agudiza y el precio de los alimentos ha comenzado otra vez a subir. Incluso aunque los alimentos bajaron de precio al comienzo de la crisis, los países pobres no vieron este espectro traducido embajadas de precios. Los mercados locales no reflejaban estas caídas de precios. El precio de los alimentos tocó fondo a finales de 2008, desde entonces han vuelto a subir un 26%. Ante esta situación los pobres reaccionan empobreciendo su dieta y aparece en consecuencia la anemia. Las remesas que los inmigrantes envían a los países pobres han caído también con fuerza. El desempleo crecerá en todo el mundo y los salarios bajaron adaptándose a las pautas que marca la deflación. La situación de la mujer es especialmente dramática, pues es el colectivo que primero de deteriorarse su situación financiera.
Bibliografía: The trail of disaster. The Economist June 20th 2009
Publicar un comentario