16 diciembre 2009

Una forma más sostenible de conseguir electricidad a partir del gas natural

Una nueva forma producir energía eléctrica a partir del gas natural ha sido propuesta por los investigadores del MIT que puede proporcionar energía eléctrica con cero emisiones de dióxido de carbono, y costes comparables a las plantas de carbón o gas natural convencionales. Esta nueva tecnología utiliza células de combustible de óxido-sólido, que producen energía del combustible sin quemarlo. El sistema no requiere ninguna nueva tecnología, sino simplemente se combinan tecnologías existentes, o alguna que está ya bajo desarrollo, en una nueva configuración (se ha solicitado patente). El sistema tiene la ventaja de funcionar con gas natural, una fuente de energía bastante abundante, con unas reservas probadas de al menos 60 años al ritmo actual de consumo. El gas natural es además medioambientalmente más positivo que el carbón o el petróleo. El gas natural produce la mitad o la tercera parte del dióxido de carbono emitido por las plantas de carbón. El gas natural produce ya el 22 % de toda la producción de electricidad de los Estados Unidos, y el porcentaje probablemente se eleve si aumenta el precio del carbón. Por estas y otras razones, un sistema que pueda producir electricidad a partir del gas natural a un precio competitivo y con cero emisiones de gases de efecto invernadero puede ser una alternativa atractiva a las plantas de producción convencionales a base de combustibles fósiles. Las plantas de gas natural de ciclo combinado – la forma más eficiente de plantas de producción con combustibles fósiles – pueden reacondicionarse para capturar carbono y reducir los gases de efecto invernadero en un 90 %. Pero los investigadores del MIT defienden una reducción del 100 % La investigación fue llevada a cabo en el Massachusetts Institute of Technology
Publicar un comentario