14 diciembre 2009

El consumo energético doméstico puede reducirse a la mitad, pero hay que hacer algo más que cambiar las bombillas

Instaladores, ingenieros, constructoras,…y otros colectivos afectados por el derrumbe del sector de la construcción. A nuestro parecer estos colectivos tienen un nicho de mercado casi sin descubrir en la eficiencia energética doméstica. En los proyectos “deep retrofits” como dicen los americanos. Oak Ridge National Laboratory, el prestigioso laboratorio norteamericano, acaba de anunciar que llevará a cabo una serie de investigaciones en profundidad destinadas a conocer mejor el potencial de los proyectos de eficiencia energética doméstica. Según los datos del laboratorio pueden conseguirse ahorros en el consumo energético que van del 30 al 50 %. Para conseguir estos ahorros hay que llevar a cabo renovaciones profundas en las estructuras existentes y usar los últimos materiales y técnicas de eficiencia energética que consiguen disminución en el consumo de energía significativo. Oak Ridge National Laboratory invertirá 1,4 millones de dólares en demostrar las grandes potencialidades del ahorro energético que puede conseguirse con las reformas de viviendas. El objetivo es estudiar las viviendas que tienen mayor potencial, y que son las que tienen entre 15-35 años de antigüedad. Estas viviendas están preparadas para utilizar nuevas ventanas, unidades de calentamiento y refrigeración, nuevos aparatos e incluso paneles Solares buscando conseguir el consumo energético cero punto. La reforma energética de viviendas no deja de ser una obra bastante cara pero es una de las inversiones más rentables que pueden acometer sus propietarios. Las mejoras en el aislamiento de los viejos edificios es un campo de actuación preferencial que debe desarrollarse en el futuro. .
Bibliografía: ORNL "deep retrofits" can cut home energy bills in half. Oak Ridge National Laboratory. November 2009
Publicar un comentario en la entrada