11 junio 2010

Revisamos la economía de Sudáfrica

Sudáfrica es una de las economías emergentes que despega con fuerza en la última década. Pero además de impulso económico Sudáfrica es una nación milagro por su transición pacífica a la democracia.
La primera visión que un visitante adquiere al llegar a Sudáfrica es que parece llegar a un país rico que no difiere mucho de las economías desarrolladas del hemisferio norte. Muchas infraestructuras son tan buenas como las que encontramos en los países desarrollados, aunque en gran medida se deben a las inversiones multi-millonarias empleadas para preparar el mundial. Diez espectaculares estadios se han construido en o reformado con una inversión de 15.000 millones de rand.
.
Otra de las novedades que encontraremos en el país es el Gautrain, el primer tren de alta velocidad de África.
.
Pero en realidad no es más que un país en desarrollo de tamaño medio con una renta per cápita de unos $10.000.

Sudáfrica es tierra de contrastes. Tiene una fabulosa riqueza mineral, con el 90 % de la riqueza de platino conocida, el 80 % del manganeso, ; el 70 % del cromo y el 40 % de oro, además de ricos depósitos de carbón. Pese a ello el 43 % de la población vive con menos de $2 al día.

Sudáfrica ha anunciado que planea desarrollar un programa de satélites (junto a India y Brasil), y es candidata para albergar el proyecto de ciencias más importante del mundo, Square Kilometre Array radio Telescope.
.
Un Zulú está ahora en la presidencia, el Inkata Freedom Party está dominado por los zulús.
.
La economía de Sudáfrica se expande en los cinco años previos a 2008 con tasas del 5 % anual.
.
No es un mal registro pero modesto frente al crecimiento de otras economías emergentes, que comenzaron desde una base mucho más baja. El año pasado el país se deslizó en recesión por rimera vez en los últimos 17 años, menguando 1,8 %.
.
El desempleo es un serio problema en Sudáfrica, ya que las tasas oficiales alcanzan al 25 %, el valor más alto del mundo. En marzo subió aún más y alcanzó el 31 %. En el último año, se perdieron aproximadamente 870.000 trabajos netos. El desempleo en la población blanca es sin embargo tan solo del 6 %. Pero Bureau for Market Research piensa que la cifra puede ser aún mayor, y quizás alcance el 40 %.
.
Otra de las particularidades de la economía de Sudáfrica es la desigualdad. Poco beneficio obtiene la enorme población negra, mientras que unos pocos se benefician mucho.
.
En los últimos años, la política BEE (black economic empowered) han tratado de introducir discriminación positiva en las empresas que facturen más de 5 m de rand a favor de la población negra. El cumplimiento de unos objetivos permite obtener puntos adicionales en los lucrativos contratos públicos.
.
La corrupción es un problema endémico en todo el sector público. Las investigaciones y escándalos por corrupción están al orden del día y las estimaciones apuntan a que unos 400.000 servidores públicos están recibiendo beneficios que no les corresponden.
La retirada del apartheid era algo incuestionablemente positivo, pero las reformas también trajeron consecuencias catastróficas en algunas cuestiones. Por ejemplo, un estudio llevado a cabo en 2007 mostró que 1.400 ingenieros civiles dejaron los gobiernos locales, donde quedaron solamente tres por cada 100.000 habitantes respecto a 21 que había en la época del apartheit.
.
En la tercera parte de las administraciones locales se carece totalmente de ingeniería, así que podemos hacernos una idea de lo que eso supone. Personal cualificado en el sector financiero es también muy escaso, y tampoco hay estadísticos, contables, médicos, enfermeras, profesores, cintíficos forenses, gestores y detectives.
.
Sencillamente no hay capital humano y ello dificulta que Sudáfrica se mueva hacia adelante. En las administraciones locales hay unos 300.000 puestos de trabajo sin cubrir porque falta personal cualificado.
.
Otro de los fenómenos que podemos ver en la Sudáfrica moderna es que está emergiendo la clase media negra, pero la pobreza y el crimen afecta a millones de personas. Actualmente casi 2 millones de personas negras (probablemente tres veces más si se incluyen a los miembros inmediatos de la familia) se han incorporado a la clase media. Esta nueva clase media tiende a vivir en comunidades aisladas, llevan a sus hijos a colegios privados, contratan seguros privados, y disfrutan de aire acondicionado y restaurantes de moda.
.
Gracias a un masivo incremento en el gasto de bienestar, millones de personas han salido de la pobreza. Desde 1996 los ingresos promedio de la clase negra por persona se han triplicado en términos reales.

Respecto a la educación, Sudáfrica emplea el 6,1 % del PIB en educación, una marca relevante, pero los resultados están entre los peores. Bibliografía: A special report on South Africa. The Economist June 5th 2010 Otros artículos en TODOPRODUCTIVIDAD: - Visión actualizada de la economía de Sudáfrica - El poder energético africano: Sudáfrica

Publicar un comentario en la entrada